Tranquilos y atentos como una rana

Hace mucho tiempo que iba detrás de este libro. Tenía ganas de leerlo y explorar las meditaciones que tenía. En Chile, los libros son caros, así que al final, en vez de esperar a una visita a España, lo compré para mi kindle. No es lo mismo, me gustan los libros de papel, pero quería leerlo.

Y me encantó. Además, después incorporamos a nuestra colección el libro de actividades, que os enseñare más tarde este mes.

Tranquilos y atentos como una rana – Eline Snel

tranquilos-atentos-rana

Empezando la lectura del libro, me encuentro una frase que me resonó:

Se pensaba que no tenían necesidad de meditar, que no sufrían, no se angustiaban… Los estados de ánimo dolorosos existen en la infancia, siendo necesario evitar un doble peligro, tanto el de ignorarlos como el de sobre medicarlos…pues para ponerles remedio hay otros enfoques suaves, ecológicos y del todo eficaces: es el caso del mindfulness – Eline Snel 

Esta frase me llevó a escribir el post sobre el caso personal que hemos vivido con la ansiedad. Porque como dije en esa ocasión, parece que la ansiedad no afecta  los niños, y lamentablemente, sí les afecta. La meditación ayuda a calmar la mente en un mundo que va demasiado rápido y que tiene a los niños muy ocupados en distintas actividades, que a veces no incluyen el suficiente tiempo para jugar, para aburrirse, para imaginar y relajarse.

Qué es mindfulness os lo contaba hace tiempo. En el libro lo describen simplemente como “estar conscientemente presente, sin juzgar. Estar amablemente presente en lo que ahora es” Meditar puede ser de gran ayuda para niños que estén estresados, angustiados o dispersos. Puede ayudarles a enfrentar esas sensaciones, así como a tener mayor seguridad en sí mismos y mejor conocimiento de sus emociones. Y es adecuado para niños desde los 5 años.

Los niños aprenden a parar un instante para tomar aliento y sentir lo que necesitan en ese momento – Eline Snel 

Una de las primeras meditaciones que el libro menciona, referente a concentrarse en la respiración del vientre, en verlo y sentirlo llenarse y vaciarse de aire, es como la respiración de globo que mencionaba aquí, Una respiración relajante que puede ayudar a los niños a la hora de irse a dormir. Yo la he practicado cuando la mente anda muy ocupada y no me deja dormir, y de hecho intento hacerla un hábito de cada noche.

El ejercicio de la atención de la rana que creó la autora del libro, permite a los niños mejorar su concentración, reaccionar menos impulsivamente e influir en su mundo interior. Porque las ranas pueden saltar muy alto, pero también puede quedarse muy quietas, observando su alrededor, sin hacer nada más que respirar, inflando y desinflando su abdomen. ¿Has probado este ejercicio? Eso sí, como dice el libro, la atención se entrena. La primera vez, puede que los niños aguanten bien poco con el ejercicio.

lectura-exterior-tranquilos-atentos

Como padres, el libro nos recuerda la importancia de practicar mindfulness, que nos permite también tomarnos esos momentos de pausa, que a veces nos servirán para enfrentarnos a momentos estresantes de la crianza. Cuando la paciencia se agota, cuando queremos gritar, cuando automáticamente reaccionamos con los patrones familiares aprendidos, nos es muy útil contar con herramientas que nos permitan tomarnos un respiro, parar, antes de reaccionar. Para enfrentar las rabietas, las discusiones en la adolescencia. Nos da otro enfoque. Nos permite parar, pensar antes de actuar, empatizar, conversar. No dejarnos arrastrar por nuestras emociones, escuchar las del niño que tenemos en frente.

El libro nos habla del concepto: Aprender a surfear.

El paso más importante para aprender a surfear es: parar un momento y observar. Observar la situación. Al parar te das la oportunidad de reaccionar de otro modo en las circunstancias en las que te encuentras. Actuar menos a partir de la frustración o siguiendo el comportamiento automático. Reaccionar con más suavidad, siendo más comprensivo. – Eline Snel 

En la lectura, el libro nos habla de tres cualidades que como padres nos pueden ser muy útiles y relajantes: aceptación, presencia y comprensión. Con aceptación se refiere a que nosotros podamos reconocer las cosas como son, aceptarlas: sean agradables, desagradables, con sus características. La presencia nos permite estar, sin necesidad de reaccionar o dar una opinión al segundo, sino poder estar presente en cada situación, sin juzgarla. Vivirla. Y la comprensión nos permite aceptar que no somos perfectos, somos como somos, y a veces no reaccionamos como esperamos. Ni nosotros cuando perdemos la paciencia, ni nuestros hijos cuándo actúan o reaccionan de forma diferente a la que esperábamos.

Éstas son solamente algunas pinceladas del libro, que vale mucho la pena leer. No voy a contarte más, para que en la lectura y los audios que incluyen el libro, descubras los otros ejercicios y recomendaciones. Y en unos días, te cuento sobre el libro de actividades que lleva este mismo título.

Titulo: Tranquilos y atentos como una rana

Autor: Eline Sneel

Editorial: Editoral Kairós

 

suscribete blog asi piensa una mama

6 comentarios en “Tranquilos y atentos como una rana

  1. Hola,

    Es genial la idea. Hay que fomentar la lectura y el comprendimiento a través de las historias. Enriquecen la mente de los niños y los ayuda a racionalizar. Se está perdiendo mucho la lectura, por lo menos en mi país y es una pena.

    Me gusta

  2. ¡Hola!
    Hace tiempo que estoy pensando en hacer un curso de mindfulness y creo que me acabas de convencer. Me parece un libro muy práctico hoy día. Veo la infancia de los niños de ahora y me da hasta pena… Me parece genial hacer este tipos de ejercicios con los nenes, aparte de enseñarles a estar mejor puede ser un bonito vínculo más con ellos. Por cierto, también práctico ejercicios de respiración antes de dormir.
    ¡Un saludo!

    Me gusta

  3. Me parece un libro muy interesante no soy madre pero he tenido que atender niños y que llegan a estar muy estresados muchas veces porque los padres no lo comprenden hay una parte del libro que me gusta mucho y es estar sin juzgar ya que siento que hay en ocasiones que los padres en vez de apoyar y motivar entonces juzgan y ya el niño ve las cosas diferentes, me interesa mucho este libro creo que lo compraré para leerlo de verdad es muy necesario creo que tantos los padres como los niños aprenderían a meditar y hacer diversas actividades. Saludos

    Me gusta

  4. Que genial este libro me encanta para mis sobrinos que están en esa edad de la genialidad y la curiosidad. Voy a recomendarle lo a mi hermano, seguro que se hace participe de mi opinión. Gracias por compartirlo.

    Me gusta

  5. Muy buen post! La verdad es que nunca había pensando en la meditación para niños, o más bien no creí que la necesitaran, pero si jeje también ellos deben de sentirse en paz y parar por momentos, también a ellos les pueden dar ataques de ansiedad más en este mundo tan acelerado ahora

    Le gusta a 1 persona

Responder a Clara R. Sierra Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.