Qué esperar cuando no estás esperando…

Volvemos con un Historia en Primera Persona. En esta ocasión, Ana nos va a contar sobre su primer parto, un parto que ella tenía claro cómo quería que fuera, al menos en un punto. Pero la vida nos trae sorpresas… y mejor no te desvelo nada más y te dejo con ella. 

Qué esperar cuando no estás esperando… una cesárea

Desde siempre, o desde que me acuerdo, quise ser madre. Eso lo tenía claro, al igual que tenía claro no quería ser una madre joven: después de los 30, ahí lo empezaría a pensar.

Más joven creía que los hijos vendrían cuando vinieran, sin planearlo, pero descubrí que tenía que haber una mínima planificación (por lo menos dejar los anticonceptivos, ya es estar preparando el camino). Piensas en si tardarás mucho en quedarte embarazada –en mi caso dicho y hecho: Patitas no tardó nada-, en si tu embarazo será bueno o estarás en la cama -excelente en mi caso-, o si te dolerá mucho cuando las contracciones comiencen… en mi caso… ni una contracción… y es que te has pasado toda la vida pensando en cómo serás madre, y ni una sola vez has pensado que tendrías que pasar por una cesárea.

Tip 1: Esperar lo inesperado

Cuando llegué a Chile, hace más de 10 años, me sorprendí cuando unas compañeras me dijeron que estaban cotizando su parto por cesárea ¿Cómo sabían que algo iría mal y necesitarían una cesárea? Y no, no era eso: es una práctica habitual decidir cuándo quieres parir a tu criaturita. Yo no lo quería así. Ejercicio moderado, clases de preparación al parto, lecturas recomendadas, videos de partos naturales… Semana 34, 35, 36 y Patitas no se ponía de cabeza.

Intentamos una versión cefálica externa (dar la vuelta al bebé desde afuera), bueno intentamos dos. Nada, ni un cambio… con mi primer parto aprendí que son ellos los que toman las riendas de su vida desde el principio: Patitas decidió no darse la vuelta y estar cómodamente en cuclillas mientras esperaba aparecer en este mundo y no tenía ninguna prisa, así que tuve que aceptar entre lloros, que tendrían que sacarla.

babyshower-recien-nacido

Tip 2: ellos deciden

Quise esperar hasta la última fecha que el doctor me dejó, la semana 40, por si me ponía de parto, pero nada.

Tip 3: cuanto más esperas más grande es el bebé

y más grande la incisión, suena lógico, pero yo no lo pensé.

La mañana de la operación yo estaba como una rosa, me fui a hacer unas compras con la futura abuela y a almorzar algo rico y temprano, porque debía hacer 6 horas de ayuno antes de la operación. No estaba nerviosa, me encontraba de maravilla. Una vez en la clínica, mi matrona me dijo que el doctor quería adelantar la operación y ahí todo se precipitó.

Tip 4: los nervios a veces traicionan

Me hacen ponerme una bata, firmar un montón de papeles: por la anestesia, podría salir algo mal y te lo informan, como si una tuviera alternativa, digo yo; me recogen en una silla de ruedas y me llevan a pabellón, pero, un momento!!!! El papá está haciendo el registro y yo estoy… sola!!!

Las lágrimas ruedan por mi carita y mi cuerpo tiembla de miedo, esta sería la primera vez en mi vida en un pabellón. Mucha gente, enfermeras, matrona, neonatólogo, anestesista y me siento muy sola.

La epidural, me han dicho que duele, no, no me duele.

Sigo llorando.

Me crucifican, sí: mano izquierda, sonda para calmantes, sueros, y líquidos varios; mano derecha, toma de presión y monitoreo de constantes vitales: me siento como en la serie urgencias.

Por fin alguien me pregunta que por qué lloro: por fin algo de humanidad; mi matrona me consuela, yo sólo necesito contención y el papá no está para ayudarme.

Tip 5: Si no tienes quien te contenga (y aunque lo tengas) una figura como la doula cobra muuucho sentido.

Llega el papá, vestido de médico me acaricia, me besa, me da palabras de aliento y yo me calmo, me río. Llega el médico.

No siento nada de cintura para abajo… o eso pensaba hasta que empiezan tirones y yo… eh… ¿eso es normal? Y mi doctor que es muy simpático (pero que llega  cuando ya estás lista para todo) te dice: alguna vez te han sacado una muela? Y yo ehh Sí… Y tú sentías los tirones, verdad?, pero no dolía y yo… ehh sí… Esto es lo mismo. Yo yo eehhh quuueeeeeeeee? Siempre pensé que no se notaba nada, pero sí! Nadie me dijo que lo notaría. De verdad agradecí esa telita que te ponen en medio para que no veas como te están abriendo en canal y tirando de la carnes para que esa pequeña criaturita salga de tu cuerpo por un lugar que no le correspondía.

Tip 6: que no te lo cuenten, mejor no mires: con tu imaginación basta y sobra.

Estoy hablando con el papá porque él está concentrado en mi y no del todo en lo que pasa de cintura para debajo de mi cuerpo y el doctor me dice que mejor no hable más, que ningún calmante me va a calmar el dolor de llenarme de gases por hablar mientras estoy abierta.

Tip 7: prepárate para no hablar durante al menos 24 horas.. te hinchas y eso duele….

Tirones, me imagino que sangre y vísceras (me remito al tip 6) y mi pequeña sale, primero los pies, por la postura en la que viene y luego completa (yo no veo nada). Todos en la sala sabían que quería apego, pronto, rápido; quería un parto natural, después de todo. Me ponen a mi bebé en los brazos, lloro de nuevo, es preciosa.

llegada-patitas-familia

Tip 8: nacen sin esfuerzo, y se les nota en la cara. 8b: apégate, se puede.

Me la dejan en el pecho (no para comer, sólo apoyada) le hablo, la miro, la acaricio, la beso, así sucia como viene, sólo me la limpiaron un poquito… después de un ratito se la llevan a limpiar y a pesar y el papá va con ella. Me cierran el tajo, mi médico me sonríe, me dice que todo bien, la matrona me sonríe, las enfermeras me sonríen y poco a poco van desapareciendo de la sala. Hasta que me quedo sola!! En el pabellón por tiempo indeterminado que se me hace eterno… sola, con ganas de llorar de nuevo, y pasa muuucho rato.

Tip 9: Doula de nuevo: mucho sentido

El papá llega, un enfermero con la niña en brazos me la pasa y ya no nos separamos. Es preciosa.

Ahora una piensa que esos es todo, pero no… acabas de pasar por una operación. Lo primero es que estás tan drogada que las primeras 24 horas no entiendes nada. Tienes un bebé en brazos que podría ser un muñeco… drogada, muuucho sueño, no puedo hablar, tampoco debo. Me preguntaron después si me dolió… y yo no… si estaba muy drogada!!!

Tip 10: mucha droga= menos dolor= menos consciencia.

Que no te visiten el primer dia!!!

El segundo día empiezo a reaccionar. Me dicen que me tengo que mover para que la cicatriz no se quede en una posición. Duele un poco, pero es soportable.

Tip 11: las bragas desechables son el mejor invento del mundo.

Tip 12: si no tuviste la regla en 9 meses, prepárate….

El niño no es lo único que va a salir de tu vagina…

recien-nacido-cesarea

Por fin después de unos días ti pequeña llega a casa y ahí empieza lo bueno!! Pero eso, ya es otra historia.

Gracias Ana por compartir tu experiencia!

Si quieres compartir tu historia de maternidad, recuerda escribirme con el asunto “Historias en primera persona” para poder publicarla.

Feliz semana a todos

suscribete blog asi piensa una mama

14 comentarios en “Qué esperar cuando no estás esperando…

  1. a mi la cesarea no me estresó, en sí misma, porque desde el principio tenia claro que debia ser así por mi cadera (estoy viejuna jajaja) pero sí que me dió penita tener que esperar en recuperación y no haber podido ver a mi peque …..pero ahora lo subsano con creces, me lo como a besitos!! 😛

    Me gusta

  2. Las historias de parto me emocionan tanto! Sobre todo porque yo tuve dos partos tan diferentes, una cesárea que tuvo mil complicaciones con final feliz y luego un parto natural casi de cuento super rápido! cada niño un mundo, cada parto un mundo.

    Me gusta

  3. Me ha gustado mucho el post y la forma tan divertida que cuentas algo que para muchas sería un palo, pues todas esperamos tener un parto natural y nos preparan en las preparto para ello. Yo he tenido la suerte de tener dos partos naturales y uno de ellos sin epidural (aunque en el momento no me hizo gracia) y la verdad es que han sido muy buenas experiencias. Supongo que el momento que te dicen que debe ser cesárea es duro, y que la recuperación debe ser mucho más “fastidiosa” pero lo importante es que al final tienes a tu bebé contigo y ya para siempre, sano y perfecto y eso es lo que cuenta. Y además lo rçapido que crecen!!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. No he pasado por una cesárea, mi hija nació por parto natural, pero no sabía ni la mitad de lo que cuentas. Pensaba como tú q no se sentía nada, por ejemplo. Bueno es saberlo para futuras ocasiones x si me pasa.
    Me ha parecido muy interesante!!!

    Me gusta

  5. Mis dos partos han sido vaginales, por eso no tengo ni idea de lo que supone realmente una cesárea, de lo que se siente..yo también pensaba que cuando te hacían la incisión no dolía ni lo notabas!!!

    Me gusta

  6. madre mía que de recuerdos , algunos incluso que había dejado ya olvidados (el tema de los gases, madre mía, yo no me lo creía y que dolores) y lo de los tirones lo recuerdo con total claridad, como si estuviesen desencajando algo de ti. Afortunadamente y aunque no fuese nuestro parto ideal lo importante es que todo saliese bien 🙂

    Me gusta

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s