¿Orden o Caos?

Hace unos días os contaba cómo se siente uno viviendo en el país del “temblorcito”, y cómo nos hemos ido acostumbrando a esos movimientos de tierra que te sorprenden en cualquier momento del día. Pero olvidaba contaros que, por casa, parece que pase un terremoto todos los días. ¿Cómo es vivir con dos pequeñas terremoto y su caos particular?

Yo no soy la reina del orden, aun cuando mi signo del zodiaco diga que debería serlo. Siempre he apelado a “mi orden dentro del desorden” y recuerdo perfectamente cuando de pequeña me decían “lo que no está ordenado se va a la basura” para que recogiera y oye…recogía mi habitación que hasta encontraba juguetes perdidos!! Aun así no surtió efecto en mi, y crecí con un cierto desorden (sino que le pregunten al maletero de mi coche…) Con esta “herencia genética” vamos a estudiar el caso en casa:

¡Mi hija mayor es especialista en sacar cosas! Tiene mil ideas en la cabeza pero su necesidad de movimiento continuo no la deja estarse mucho rato con el mismo juego. Eso no impide que su idea de planazo sea:

  • alinear todas las sillas de la casa en el salón para hacer un cine; o hacer un picnic

picnic

  • sacar todas las pelotas de plástico que alguna vez llenaron una piscina de pelotas, y esparcirlas por toda la casa
  • traer todo lo del cuarto de juegos al salón. Todo. No se deja nada. Y no para jugar, sino por traerlo. “porque jugamos que nos vamos de viaje”

viajemos al rincon

  • destruir una construcción de lego y esparcir las piezas..

puede ser una de estas opciones, o alguna parecida…o todas juntas en una sola tarde!

Antes de enseñaros como queda mi casa, os contaré que, sin que el padre de las criaturas tuviera voz ni voto, hace tiempo decreté que el salón también podía ser invadido por juegos y juguetes de las niñas, para que en el hipotético caso que cada una se entretuviera sola, estuviéramos los 4 en el mismo espacio. El padre de las criaturas defendió el orden y limitó el desorden…hasta que la enana empezó a gatear. Ahí se rindió y el agotamiento por ir todo el día recogiendo pudo más y se recoge cuando hay toque de queda (es decir, cuando las niñas deciden dormirse) y nuestro salón está mucho mejor decorado que antes: libros infantiles en la biblioteca, pegatinas en los cristales, rincón artístico…“digno” de una revista de decoración.

Yo, la verdad es que disfruto de esta invasión del espacio. Prefiero tener todos mis libros apretados en un espacio reducido y tener una biblioteca infantil bien variada y que lo invada todo:

biblio

No me importa tener que ordenar el doble si es una sola vez al día, porque lo de agacharme 500 veces al día para ir recogiendo detrás de ellas aunque sea buen ejercicio no me va. Aunque reconozco que los días de la semana el padre de las criaturas se queda con esta tarea, y yo dedico algún que otro domingo a ordenar a fondo y devolver cada juguete a su lugar….Esos son los días que puedo hacer fotos como esta:

orden

y cómo os decía, me gusta este caos. Las niñas crean su propio mundo ya sea debajo de la mesa del comedor, como convirtiendo el sofá en tobogán (sí, a lo mejor tengo que poner algún limite…), inventan cines, viajes, casas, restaurantes, y un sinfín de cosas más. ¿Que si recogen? Terremoto mayor ahora ya sí, almenos la mayoría de las veces, y la pequeña te dice tranquilamente que la ayudes y se queda sentada mirando como lo haces. Pero que lo pasan bien, lo pasan bien. 

Eso sí, el mayor peligro es cuando invitan amigas a casa. Ese día, con la fantástica idea de lucirse con “lo que puedo llegar a hacer en mi salón” podemos ver escenas como esta:

desorden2

Estos días, la abuela de las criaturas suele huir de este paisaje, y el padre de las criaturas tiene ganas de sacarme de una patada de casa cuando llega de trabajar pero…yo soy feliz. Y ellas (y sus amigas) también. Reconozco que a veces admiro esas casas con muebles blancos en los que no hay ni una mancha, casas donde los salones podrían ser perfectamente de una familia de recién casados, casa que no tienen pegatinas por los cristales o las puertas, donde la presencia de los niños no se nota por todas partes. Pero la verdad, a mi me gusta así. Me gusta encontrarme sus cosas invadiendo cualquier rincón, como encontrarme un dibujo entre mi ropa, me gusta la nevera con una mezcla de imanes de viajes e infantiles, me gusta encontrar pegatinas bajo la mesa de la cocina pues sé que algo han inventado ahí, y aunque pisar un lego debe ser una de las peores torturas, me gusta pensar que si ese lego anda por ahí es porque construimos una torre bien alta.

¿soy la única? ¿consigues mantener el orden o también reina el caos en algunas zonas de tu casa? ¿es voluntario o te has rendido como el padre de las criaturas?

suscribete

48 comentarios en “¿Orden o Caos?

  1. Pingback: Tiempo compartido | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: Y de repente, crecen | Asi piensa una mamá

  3. Pingback: ¿Cómo puedo dejar de gritar a mis hijas? Lai – Asi piensa mamá – Psico-Salud

  4. Pingback: 7 consejos para cocinar con niños | Asi piensa una mamá

  5. Me gusta lo que contas , la verdad no me gusta gritar, tengo 2 niñas de 4 y 7 años, pierdo rápido la paciencia y soy gritona pero desde hoy voy a intentar con tus Consejos. Gracias me encantó. Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: Mi 2016 en imágenes | Asi piensa una mamá

  7. Pingback: ¿Cómo puedo dejar de gritar a mis hijas? | Asi piensa una mamá

  8. Pingback: ¿sé poner límites? | Asi piensa una mamá

  9. Jajaja. Yo no soy la reina del orden pero reconozco que el desorden excesivo me molesta. Vamos que mi casa nunca está impecable, pero la casa completamente patas arriba no dura demasiado. Pero bueno, mi salón también está colonizado, con un rinconcito de juegos que por supuesto acaban esparcidos por toda la casa.

    Le gusta a 1 persona

  10. Me muero si tengo el desorden de la ultima foto. Te tienes ganado el cielo, madre mía! Yo siempre he sido desastre con mis juguetes, pero viendo esto… he sido requeteorganizadísima y mi madre un histérica, porque vaya tela… jajajaj. Pero bueno, es normal, hay que enseñarles a recoger, que es fácil decirlo, jjajaja, pero cuando es un día y otro y otro… ufff, al final… jajajaj. De todos modos, es precioso lo que dices, y tienes toda la razón del mundo, lo más importante es que si está así es porque están ellos, y dónde hay niños hay vida, aunque suciedad y desastre, pero vienen unidos. (L)

    Me gusta

  11. Es que es tan difícil mantener el orden… Yo los dejo jugar también por el salón (que se ha convertido en cuarto de jugar), sacan todos los juguetes, los esparcen y no dejan títere con cabeza, eso sí, al final de la tarde nos esforzamos mucho en que ellos también recojan (siempre con uno de nosotros).

    Le gusta a 1 persona

  12. Ayy dios, ay dios! jajajaja Veo que nos soy la única “afortunada” jajaja
    Yo le tenía a mi peque una habitación de juegos, donde podía esparcir todas las piezas de legos y construcciones, juguetes…. La habitación estaba para éso. ¿y no va el muy cabrito y me trasladó todos sus juguetes en el salón? Hice lo mismo que tú: el salón se convirtió en un campo de batalla de primera orden… paredes incluidas… snifff… Ahora se le da por mover las sillas y butaca a su antojo. Ah! Me sumo a la lista de víctimas de “piso-un-lego-ay-qué-dolor!”

    Le gusta a 1 persona

  13. Hola, yo intento que haya una mezcla de orden y caos. Algunos espacios de la casa intento mantenerlos más ordenados, pero desde que mi bebé comenzó a gatear esto ha sido más complicado. Y la verdad, también disfruto mucho ver el desorden que ha quedado en los espacios donde ha jugado mi bebé. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  14. Tu casa se parece tanto a la mia.. ajjaja. Yo siempre fui super ordenada, no soportaba las cosas fuera de su lugar. Y entonces, entonces fui madre. Ahora adoro como tu, ese desorden y esa invasión . Aunque eso no quita para que me ponga a recoger al finalizar el día para que no quede rastro del terremoto 😉

    Le gusta a 1 persona

  15. Pues yo estoy como tu. Yo tengo mi orden en el desorden y mi hijo hace tiempo que creó el caos en el comedos y todavía sigue ahí. Al no tener una habitación de juego en la planta baja el pequeño invadió cada rincón del comedor (cajones, muebles, suelo…) y si entras en nuestro comedor tienes que ir salteando muñequitos, coches y demás enseres. Pero oye, ¿tu sabes lo que se entretiene con esos muñequitos y cachibaches? se pasa horas moviéndolos de aquí para allá y creando sus mil y una historias. Entonces, para que no dejarle fluir su imaginación? así que aquí se quedan y a quien no le guste…que no venga jeje. Un día lo contaré com más detalle y también con imágenes en mi blog para que también puedas verlo 😉
    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • ves, eso creo yo. Las mias traen todo al salón y ahi juegan en mi compañía, y juegan a viajar y a pasear sus bebes de una habitación a otra. La pequeña se lleva muñecos y cunas a nuestra habitacion a la hora de dormir…ellas disfrutan tanto que estoy feliz del desorden…aunque a veces los invitados pongan cara de susto al entrar jajaja. Espero ver esas fotos pronto 😉 un abrazo!

      Me gusta

  16. En mi casa reina el caos en el comedor, sobre todo, tiene todos sus juguetes esparcidos y siempre soy yo la que acabo recogiéndolos, un rollo…Su padre está muchas horas fuera y los abuelos empiezan a pasar del tema, así que tengo un desorden total. Su habitación sí está más ordenada porque juega mucho más en el comedor, que es más amplio…Yo vivo en mi orden dentro del desorden tb, jaja. besitos!

    Le gusta a 1 persona

    • el orden dentro del desorden es la mejor frase que hayan inventado nunca!!! Yo creo que las casas aguantan desorden, incluso un poco de polvo y ropa acumulada por planchar…lo importante es la diversión jeje…y ya un dia lo ponemos todo en su sitio…y vuelta a empezar! besos!

      Me gusta

  17. Jajajaja, tal cual los míos, el mayor ahora empieza a recoger más o menos y el pequeño dice “alguien me ayuda que soy pequeñooooo?” Y se queda mirando el muy petardo. Y esa obsesión por traerlo todo al salón??? La verdad yo preferiría un poquito más de orden pero sé que no puedo conseguirlo así que nada, ya crecerán y habrá orden. Entonces lo echaré de menos. Lo sé. Por cierto sí, pisar un lego es lo peor! Un beso!

    Le gusta a 1 persona

  18. Creo que todas pasamos por esa etapa de querer mantener un orden pero al final desistimos.. Mi salón está decorado al estilo Emmanuele(hijo mayor), dibujos varios del cole por las paredes, pegarinas… Etc. Y también soy de las de recoger todo al final del día cuando se ha acabado la hora juego, aunque ultimamente mi hijo le ha dado por jugar, recoger y jugar a otro juego.. Me tiene alucinada!! Jeje

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s