¿Quieres más paciencia? ¿te apuntas al reto?

La paciencia…es la madre de la ciencia. Esta es una frase que me gusta mucho. Realmente creo que con paciencia, con calma, pensando las cosas, todo se ve diferente. “poc a poc i amb bona lletra

Qué fácil sería si pudieras recargar la paciencia como las pilas, si existieran tiendas que vendieran paciencia para ir a comprar cuando vemos que se agota, ojalá pudiéramos repostar paciencia como quien reposta por gasolina.

Porque hay días en los que uno corre de un lado para otro, y cuando llega a casa ya no puede más. Estás cansado, y se te olvida que tus hijos también lo están. Y entonces entre unos y otros, la montaña crece y la paciencia desaparece.

O quizás necesitas terminar algo que requiere tu concentración (hay días que no soy capaz de sumar 7+8) y tienes a un pequeño tirándote del pantalón “mami mami mami mami”. Y te concentras más, y él sube el volumen para llamar tu atención.

A lo mejor acabas de terminar de limpiar el salón y tu hija tira un vaso entero de zumo (a poder ser de un sabor radioactivo de esos que tiene demasiado colorante y se queda todo pegajoso)

O estás intentando mantener la calma y bañar a dos terremotos y pisas una pieza de lego (lease pieza de lego, o zapatito de tacón de barbie, o esas mil piezas traidoras de múltiples juguetes que seguro campan a sus anchas por tu salón)

Estas y tantas otras situaciones ponen a prueba nuestra paciencia. Eso siento yo. Hace algo más de un año yo me sentía un ogro demasiado a menudo. Y decidí que iba a desterrar los gritos de mi casa. Unos meses después, cuando los gritos estaban desterrados, me di cuenta que aun gruñía y resoplaba: y me propuse un objetivo: siempre siempre siempre, mostrar respeto; nada de gritos, ni resoplidos, ni gruñidos. Calma y respeto.

Una de las cosas que me ayudó es esconderme el teléfono mientras estoy con mis hijas por las tardes. Así no tengo distracciones y no siento que me interrumpen. Pero aunque una se proponga hacerlo bien, y lo haga durante mucho tiempo. Hay días y días. Y a veces, una falla y siente que no sabe hacerlo bien. En mi caso, pasado un año de desterrar al ogro, sé que mi punto débil es la falta de sueño. La falta de sueño debilita mi paciencia, los desvelos nocturnos me hacen caminar la cuerda floja.

Por eso, cuando supe que Edúkame proponía 7 días de paciencia infinita en su Reto de la Paciencia, no dudé en apuntarme. Durante 7 días, desde Edúkame nos darán 1 truco para mejorar la paciencia que nos ocupará 5 minutos. ¿La verdad? Tengo ganas de empezar. Quiero conocer esos trucos, quiero superar el reto.

retopaciencia

Porque se empieza por 7 días, y después pasito a pasito se convierte en hábito. Así que estoy impaciente por conocer esos trucos.

Si quieres apuntarte, haz click aquí! Ya hay más de 6700 personas apuntadas!

O lee cómo me fue a mi, para más información. También, si te interesa, te cuento cómo hice yo para esconder los gritos en un cajón y que mis pequeñas no tuvieran que escuchar esas descargas de rabia que no eran culpa suya.

suscribete

32 comentarios en “¿Quieres más paciencia? ¿te apuntas al reto?

  1. Pingback: Donde se compra la paciencia?? | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: ¡Difícil reto de la paciencia! | Asi piensa una mamá

  3. Ufff, la paciencia… A mi Álvaro a veces me saca de mis casillas aunque reconozco que yo paciencia tengo mucha, mas de la que siempre imaginé. Aun así tener un truquillo para esos momentos en los que los tirarías por la ventana puede estar genial, así que me apunto 😉

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo admito que si hay una cosa que no tengo,es la paciencia. La pierdo fácilmente, quiero todo ya, no se esperar, y en el caso de que el niño se ponga pesadito, al segundo “ay” ya le estoy riñendo para que no llore mas. Lo admito, soy muy impaciente. Y no me apunto al reto porque se que a los dos minutos ya lo habría perdido ajja. Pero tienes razón en que deberíamos tener mas, y ponernos tambien en el lugar del otro.

    Le gusta a 1 persona

  5. Ya me he apuntado al reto que seguro que me va muy bien. Hace tiempo que reflexiono sobre tener más paciencia y la verdad es que con lo nerviosa que soy y la poca paciencia que he tenido siempre me sorprende lo paciente que puedo llegar a ser con el terremoto de mi peque.
    Pero creo que siempre va bien que te den trucos, sobretodo por aquellos días que estás muy cansado y no te controlas igual de bien.

    Me gusta

  6. Como dices a veces el cansancio nos resta la paciencia el dia que explote y le grite a una de las niñas reaccione luego y la mire y me dije es una bebe, ella no entiende tiene sueño solo quiere a su mamá, asi que cada vez que siento que voy a perderla y quisiera gritar comienzo a jugar con ellas para que cambien el humor y si no cambian su humor pues trato de calmarlas para asi no llegar yo al extremo. En cuanto a los gritos es asi tiene que haber respeto, nunca se me olvida mi primera discusión con mi esposo que comence a gritar y el solo me miro y me dijo por que gritas, hablemos con gritar no vamos a resolver nada y asi ha sido hasta hoy. Me encanta lo del reto voy a entrar al link.

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s