y ya son 3

3 son los años que cumples, 3 son los años que llevas revolucionando la casa, con tu sonrisa irresistible, tus caritas de gato de shrek, tu ceño fruncido cuando algo no entiendes o no aceptas, tu risa contagiosa, y con tus NO, por supuesto

Contigo estamos aprendiendo a negociar, estamos aprendiendo lo que significa la perseverancia. Contigo aprendemos que cuando tú quieres algo, no es fácil disuadirte, porque vas a probar cualquier cosa hasta conseguirlo.

Contigo también nos desesperamos, sin entender cómo ese bebé que tan ávida y rápidamente hacía sus tomas de teta, ahora mencionas la palabra comida y corre a esconderse. ¡¿Por qué te destetaste tan pronto?!

Contigo aprendemos que en una personita que no mide ni un metro, puede haber una personita con un carácter tierno, dulce, con ganas de mimos y de pasar la tarde sobre mamá, y una personita que tiene un chillido tan agudo que tememos por los cristales. todo en uno. Como un torbellino. Das mucha guerra, pero eres una personita de gestos muy nobles y grandes perdones. Contigo también aprendemos de celos, amores y desamores de hermanas. Te vemos darle un abrazo a tu hermana, y al segundo siguiente perseguirla para pellizcarla.

Contigo hemos aprendido las diferencias entre bebés, porque en los apellidos es en lo único que os parecéis las hermanas. Contigo descubrimos el porteo, el colecho al 100%, que un bebé puede dormir 15 horas y no le pasa nada, que un bebé puede no conocer un biberón y pasar de la teta al vaso, que una niña con dos años puede pasar dos días sin ingerir nada más que líquidos sin perder ni un ápice de energía; aprendimos que los bebés también se entretienen solos, y que aunque no hablen son capaces de montar mundos paralelos y hacerse entender. Aprendimos quien era Peppa Pig, y ahora desayunamos, comemos, cenamos, y nos duchamos con Peppa Pig. Tú nos has enseñado cómo se respeta los ritmos de un niño, no diciendo más de 5 palabras con dos años, pero sacándote el pañal por real decreto antes de tu segundo cumpleaños. También aprendimos que bebés criados igual, crecen de forma diferente, y que tu eres de naturaleza segura e independiente, si te despiertas sola sales en nuestra búsqueda sin desesperar. Pero detestas los cambios, te cuesta mucho asumirlos, y eres capaz de tener rabietas monumentales que nos ponen a prueba, por eso hemos aprendido a empatizar. También nos has tenido en urgencias largas noches, y nos presentaste a las sinusitis, rinitis, faringitis y bronquitis; pero nos has dejado dormir bastante, que es de agradecer.

Tú que nos enseñas cosas cada día, que nos sorprendes con cada cosa que aprendes, cumples 3. Y es una edad importante. Se habla mucho de cuando dejan de ser bebés los bebés. Pues bien, mi opinión es que aunque entre los 2 y los 3 los bebés: dejan el biberón si lo tomaban, dejan los pañales, mejoran el equilibrio y aprenden a correr con velocidad, aprenden a beber en vaso sin tapa, a comer con cubiertos si no lo hacían ya, a decir frases enteras, muchos se destetan también a esta edad o dejan voluntariamente el colecho, si no van a la guardería será este año probablemente cuando la conozcan, dejan el chupete, descubren la navidad, los cumpleaños, etc….aunque de los 2 a los 3 es un año repleto de aprendizajes, los bebés dejan de ser bebés en su tercer año.

Cumplen 3 y aún se identifican esos rasgos característicos de esos “bebés grandes”: aun tienen la cara redondita, aún pronuncian de forma graciosa las cosas, aun tienen esas manos regordetas, aún tienen pies llenos de lineas y arrugaditos, los brazos regordetes, aún puedes auparlos dormidos y te caben en los brazos (y no te rompes la espalda en el intento). Aún miden apenas un metro, y aun se pegan a ti como una lapa. Y, si tienes suerte como yo, aun siguen disfrutando de dormir con mamá.

Pero este año, el año de los 3 a los 4, va a ser el año en que afiances esos conocimientos y aprendizajes del año anterior, un año en el que ganes seguridad e independencia, el año en que tu cara se estiliza, tus dedos se alargan, las plantas de tus pies pierden las arrugas. Es el año en el que oficialmente dejarás de ser “bebé grande” para ser “niña pequeña”. Es mi opinión, porque así lo viví con su hermana.

Por eso, porque con tu hermana apenas me dí cuenta del cambio, durante estos últimos meses, me he propuesto  atesorar cada momento en que me pides ayuda para algo, porque cada vez pides más “yo sola mami”, no me ha importado pasarme horas intentando dormirte, porque cualquier día de estos querrás irte a tu propia cama, te he mirado durmiendo y recordado ese primer minuto que vivimos juntas.

Estás creciendo muy rápido, las pequeñas terremoto ya no son bebés chiquititos, qué rápido pasa el tiempo cuando uno tiene niños!

Feliz cumpleaños pequeña, no dejes nunca de ser tu, quiero que cada día sigas dándonos guerra, regalándonos tus sonrisas, sorprendiéndonos; sigue creciendo tan feliz como hasta ahora, y persigue tus sueños con la misma determinación con que te niegas a comer. Y disfruta de lo que hagas como disfrutas de un buen chocolate.

Te queremos mucho enana!

suscribete

20 comentarios en “y ya son 3

  1. Pingback: Mensaje en una mirada | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: Mi pequeña Koala de besos babosos | Asi piensa una mamá

  3. Pingback: ¿Por qué vale la pena? | Asi piensa una mamá

  4. Pingback: En una tarde cualquiera…con una Invaginación Intestinal | Asi piensa una mamá

  5. Buf! De lagrimilla total! Mi mayor tiene 3 anños y 3 meses y me he visto completamente reflejada!! Muchísimas felicidades a la enana y a la madre que la parió y a cumplir muchos más! un abrazo!

    Me gusta

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s