Sintiendo la música

Soy de las que creen que un olor puede evocarte recuerdos, transportarte a lugares, recordarte personas y provocarte un cúmulo de sensaciones en un segundo. Hay olores que consiguen evocar lo que mi memoria no puede.

Pero es que si hablamos de música…opino que la música tiene vida propia. Cierras los ojos, te pones música, y seguro que más de una canción te hace sentir que estás en otro lugar, en otro momento de tu vida, quizá con alguna te caigan lágrimas, con otra canción te afloren sonrisas, o te rías a carcajadas, o se te pase el malhumor, o sientas cosquillas en el estómago, sin saber siquiera saber muy bien porqué.

Para mi las canciones son mi memoria. Tengo memoria fotográfica pero muy mala memoria para recordar anécdotas o historias largas…y solo las canciones me transportan a recordar tan vívidamente como si estuviera en aquel momento o en aquel lugar. Yo siempre he sido muy fan de Alejandro Sanz, y sus canciones me han acompañado en casi todas las etapas de mi vida, y marcan muchos momento importantes.

A veces las canciones ni siquiera son de la misma época que los recuerdos, pero los ritmos, las letras, algo me hace recordar…por ejemplo:

Solo escuchar los primeros acordes de “Cuando nadie me ve” todo lo que me apetece es cerrar los ojos e imaginar algo. Algo que quiero hacer, algo que cambie el mundo, algo imposible, algo sencillo. Pero me apetece soñar despierta, me apetece soñar con cosas que seguramente en la realidad no podré hacer.

“Lola soledad” me recuerda esos momentos de soledad de mi primer año fuera, pero me pone de buen humor el ritmo de la canción y me recuerda mis primeros meses como madre y empecé poco a poco a reconciliarme con el hecho de haberme ido a vivir fuera.

Si escucho “si tu me miras”, se me pondrá la piel de gallina y se me encogerá el estómago, y recordaré como si fuera ayer mi primera ruptura.

“Hay un universo de pequeñas cosas”  me hace pensar en mis hijas y ese universo de pequeñas cosas que me han descubierto.

Si escucho “la fuerza del corazón” me pasaran por la cabeza todos y cada una de las historias de amor, platónicas o reales, con las que pasé mi adolescencia. Todas esas historias de adolescente puedo recordarlas con esta canción.

Si suena “lucky” sonreiré recordando mis dos bodas, la gente que nos acompañó a celebrarlas, y lo bien que lo pasamos en ambas.

Con “el ultimo momento” sonreiré pensando en esos amores y desamores adolescentes que tanto me quitaron el sueño en su día.

Y si suena “que todas las noches sean noches de boda”, dueto de sabina y joan manuel serrat será momento de recordar ese vals a nuestro estilo que bailamos dos veces frente al mar.

Si escucho “my girl” de the beatles sentiré lo mismo que esa primera vez que bailas con el chico que te gusta. Pero si escucho “Help” me acordaré de cuando nos enseñaron la letra y la cantábamos en el colegio.

Si suena de “the world is mine” recordaré el trabajo más divertido que he tenido, los amigos que hice, y lo bien que lo pasamos.

“with or without you” era un clásico de los lentos antes! y siempre me recuerda una mezcla de pelea y reconciliación.

“Sin miedo” de Rosana es una de las canciones que me ha ayudado a ver las cosas claras cuando las veía negras. Canciones como esta levantan el ánimo a cualquiera. Esta canción me alegra el día, siempre.

Igual que me alegra el dia “bon dia” de Els Pets. El ritmo de esa canción me ha alegrado muchas mañanas de invierno desde que vivo fuera, en las que amanecía de mal humor.

Todas las canciones de Roxette me recordarán a esa época en que pasas de la infancia a la adolescencia, a mis amigos de esa época, las combinaciones de ropa tan horrosas que podíamos llegar a llevar.

Si suena Marc Anthony recordaré las clases de salsa que tomé años atrás, pero si suena “Hips don’t lie” me vienen imágenes de esas interminables noches de fiesta los meses antes de venirme a vivir aquí, y a una de mis primeras salidas en Santiago…y el bar sin nombre en el que terminamos una amiga y yo…y del que salimos bastante rápido también.

Si en alguna parte ponen “marta guille y sus amigos” de la oreja de van gogh, recordare el verano en el que, maleta en mano, me subí a un avión para cruzar el océano e iniciar una aventura lejos de casa. y esa cordillera que veía desde el balcón de mi primer piso aquí.

“como un burro amarrado a la puerta de un baile” me recuerda a una de las primeras veces que salí en fin de año (super “hit” la canción, ya lo sé)

si escucho “mediterraneo” me entran unas ganas tremendas de subir a un avión y pasear por Barcelona, recuerdo sus calles, mis rincones favoritos, el olor del mar. Y “paraules d’amor” siempre me pone romántica.

“Nascut entre Blanes y Cadaqués,…” estas letras me recuerdan a mis vecinos, una de mis vecinas me grabó hace un siglo un cassette (si si, cassette) de canciones de rock en catalán…ese cassette pasó a cd y ahora al itunes…pero esas canciones siguen en mi playlist.

Una tarde de sol me recuerda a esas largas horas y largas conversaciones a distancia

Escuchar “i’m walking on sunshine” es como ver un álbum de las mejores anécdotas con una de mis mejores amigas. Recordar el verano en boston, o ese roadtrip a Besançon.

Hay algunos villancicos con los que puedo recordarme a mi, con apenas 4 años, viendo el pesebre de mi casa. Otros me recuerdan a esas navidades familiares con la mesa llena de gente. Y el “fum fum fum” me recuerda a mi hija mayor, porque fue el primer villancico que se aprendió conmigo.

“en Joan petit quan balla” es la canción por excelencia de terremoto mayor, la que le cantaba una y otra vez de bebé para relajarla (sí, ella es una terremoto, no quería música relajante) y que se aprendió de memoria apenas supo hablar. Aunque no baila nada con tanta emoción como baila el “waka waka” y eso que apenas tenía unos meses cuando al canción fue un hit.

y “cargol treu banya” debe ser de las primera palabras que aprendió la enana, y es la canción que más hemos escuchado estos últimos años…yo defiendo que es la canción que la ha enseñado a hablar.

y de unos meses a esta parte, hay tres canciones que no dejan de evocarme recuerdos, recordarme amigos, y a su vez levantarme el ánimo. “Tokyo” y “vull estar amb tu” dels catarres y “et faré felic” de Via limit. Aun no sé porqué, me recuerdan a Barcelona, a vacaciones, a mis amigos, pero en vez de ponerme nostálgica me alegran el día.

Estas y otras muchas canciones me recuerdan personas, me evocan recuerdos, me cambian el humor. Tantas otras que no recuerdo, pero que apenas escuche me transportaran a un momento especial. La lista sería ilimitada!

Rocío Jurado, Julio Iglesias, Los Beatles, el Duo Dinámico, cualquiera de ellos me hace recordar momentos familiares de mi niñez, es la música que más sonaba los fines de semana en mi casa. Esa costumbre me ha inculcado el gusto por tener música de fondo siempre que puedo.

Por eso soy de las que no solo pone música infantil a las niñas, porque me gusta que compartan esos momentos conmigo. La mayor se sabe fragmentos de canciones de Alejandro Sanz, y sabe cuales son las canciones favoritas de su padre. Me gusta. Yo recuerdo perfectamente la música que se escuchaba en mi casa cuando yo era pequeña, y son recuerdos entrañables. Pero tampoco me resisto a ponerles la música infantil que escuchaba yo y cuando la piden…me encanta!!!

Y a ti, ¿la música te evoca recuerdos especiales o te recuerda personas?¿pones solo música infantil a los niños o les poner también tu música? Me encantaría que me contaras!

bloglovin laia

23 comentarios en “Sintiendo la música

  1. Pingback: Viernes musical | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: Premio Best Blog | Asi piensa una mamá

  3. Pingback: Si fuera… | Asi piensa una mamá

  4. A mi me encanta la música, no se si podría recordar tantos momentos como tú! Y es que sin música no somos nada. Yo cuando necesito desconectar me pongo música en los altavoces si estoy sola y si no los cascos y simplemente me dejo llevar y me relajo.
    A la niña le pongo música clásica pegada a la barriga y la tía me da mas patadas que de normal, no se si es que esta bailando o me está diciendo que le quite ese rollo y le ponga musicón del bueno jajajaj

    Me gusta

  5. Madre mia que recopilación y que memoria!! Yo también tengo muchos recuerdos con canciones,pero no se si podría recordar tantos jaja. Y también muchas con alejandro sanz, en aquella época era romper con un novio e irme a casa a castigarme con alejandro sanz y llorar jaja. Luego conocí a otro que has nombrado, Marc Anthony y me enamoré. Me encanta ese hombre, me gustan todas, y tengo no uno si no mil recuerdos con sus canciones. Aquí es que no ponemos mucha música infantil,mi hijo es raro y no le gusta,le gusta más la música normal de la radio (de la que me he librado eh). A ver por donde nos sale, no soporto la música tipo bakalao pum pum pum..pues esa será su favorita,como si lo estuviera viendo.

    Me gusta

  6. Pues coincidimos en varias pero quizá Noches de boda es la mas especial porque es la canción que puse en mi boda y le tengo especial cariño. En general Sabina y extremoduro son los que me han acompañado en diferentes etapas, escucho sus discos antiguos y vuelvo a momentos geniales. Besicos

    Me gusta

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s