Hermana, ¿me quieres mucho verdad?

Esta frase la llevo escuchando hace semanas por casa. No cuando estoy presente, pero sí cuando no estoy a la vista. Pero igual la oigo. Y no es la frase de la enana intentando que su hermana mayor le haga algo de caso.

Es la terremoto mayor quien pregunta a su hermana pequeña si la quiere mucho. Aunque la enana no le conteste, ella insiste “porque tu me tienes que querer mucho, solo a mi”

Ojo, que aunque le encuentro mucha ternura a la primera pregunta, le encuentro algo de alarma a la segunda. ¿Sólo a ella? ¿Qué significará eso? ¿Querrá que su hermana dependa de ella para dejar de depender de sus papás? ¿no puede darse una vuelta tan compleja verdad? ¿será una forma de reclamar que ella necesita que alguien esté más pendiente de ella?

Algunos días, cuando después de escuchar conversaciones como llamo a la enana para que venga a vestirse o algo, me encuentro que la mayor me dice “yo ayudo a la chiqui, porque ella me quiere solo a mi y quiere estar solamente conmigo, así que yo la ayudo” a lo que la enana terremoto se escabulle y corre con mamá.

Y yo en esta situación solo veo a mi terremoto mayor, que siempre ha necesitado y sigue necesitando atención continua (os lo contaba aquí) en una búsqueda desesperada porque mamá esté menos demandada por su hermana, que está pasando por una etapa muy sensible, con muchos cambios y con mucha demanda de cariño de mamá. Y al fin y al cabo, conmigo es con quien están todas las tardes, y creo que la mayor lo está acusando sobretodo ahora en vacaciones. El fin de semana tiene toda la atención de papá, pero quiere sus momentos con mamá. Justo en estas mismas semanas no para de regalarme dibujos y manualidades “solo para ti mami”

Eso si, también hay que decir que cuando se le pasa este subido de amor a la mayor (el fin de semana especialmente) y a su hermana le da por decir “emana, mírame yo igual que túuuuuu; miiiiirame veeeeen” Entonces es cuando pasa absolutamente de ella, la mira de reojo y le dice con desgana “ah si…que bien” (y claro, la otra se pica, se levanta y delante de ella le dice “mirameeeeeee!”)

En casa cuando esperábamos la llegada de la segunda terremoto una de mis preocupaciones eran los celos. Esos temibles celos que todos dicen que torturan al mayor cuando llega el hermano. Porque le quitan el trono. Las terremoto se llevan dos años. Y aunque como os contaba el otro día, llevo desde entonces enmendando los errores que puedo ir cometiendo con una o la otra, los celos no aparecieron con la llegada de su hermana. Ella adoraba mirar al bebé, tocarla, saludarla, darle besos como no se los da a nadie, y claro, también la ignoraba cuando requería atención para ella.

Conforme fue pasando el tiempo y llegaron las “gracias” de la pequeña, que desarrolló esa sonrisa picarona que conquista, cuando empezó a mostrar ese carácter extrovertido y dicharachero, ahí si empezamos a notar algo parecido a los celos. Pero no eran celos. Creo que a veces la mayor se siente “transparente” (me suena muy fuerte…) Porque fuera del núcleo familiar,  las visitas se rinden a los encantos de la enana, tentados con su carácter extrovertido y olvidan que, más silenciosa y tímida, la terremoto mayor también quiere mostrar sus logros, y que alguien se siente con ella a jugar. Ojo, sin presionar, solo acompañándola. Entonces…¿quien no va a tener celos o como quieras llamarlo?. Fuera de casa si que ha sido destronada! Ha costado un tiempo y mucho hablar con conocidos y familiares, para que se fueran dando cuenta que, aunque la enana sea la reina del mambo, la atención hay que dividirla.

Si tengo que hablar de celos en casa, sería la enana la que es celosa. Ella que apenas ha tenido uso de razón, es capaz de trepar hasta mis brazos con tal que no lleve a nadie más. Y ha crecido, y prefiere caminar a ir en brazos…excepto si su hermana los pide. O puede estar sentada jugando en el suelo, hasta que su hermana me pide que me siente con ella en el sofá. Entonces defiende su terreno con mamá con uñas y dientes, trepará encima mío, empujara a su hermana, le caerán lagrimones si no puede estar a mi lado…y yo termino como el jamón del bocata con las dos peleando por los cm de mamá que tiene cada una.

O cuando le propongo algo a la terremoto mayor, y la enana esté donde esté dice “yo tambieeeeeeen!” Nosotros intentamos hacer cosas a solas con cada una a menudo, pasar ratos “1 contra 1” con cada una; pero la enana, si se trata de mamá, no cede a que su hermana salga con mamá a solas. Le sienta fatal. Pero poco a poco esperemos lo vaya entendiendo, y comprendiendo que es como cuando ella y yo vamos solas a alguna parte.

Que lo entienda y vayan apareciendo gestos como los de correr a preguntarle “que pachó?” cuando su hermana llora, acercarse a mirarla cuando ve que está enfadada, compartir con ella cada vez que recibe un chocolate. Gestos de solidaridad y amor fraternal, tan espontáneos que sorprenden.

Eso si, si una se encuentra mal, o ha dormido poco, o tiene el da torcido, entonces la guerra está asegurada. Las dos quieren sentarse al mismo lado de mamá, beber del mismo vaso, jugar con el puzzle, etc…pero eso, creo, son peleas sanas entre hermanos.

Creo que para minimizar los celos es importante darles su espacio a cada una, no hacer lo mismo con ambas si tienen gustos diferentes, siempre que se compra una “sorpresa” para una, que haya para ambas, enseñarlas a compartir pero también que respeten las cosas de la otra….y a respetarse entre ellas (que ahora estamos pasando una época en que “vuelan” pellizcos por casa); y fomentar mucho las muestras de cariño (o predicar con el ejemplo). ¿será suficiente con estas cosas? ¿se pelearán mucho a los largo de su infancia, o su adolescencia? ya lo veremos con los años 🙂


bloglovin laia

 

30 comentarios en “Hermana, ¿me quieres mucho verdad?

  1. Pingback: Miércoles Mudo: Hermandad | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: visitas a urgencias | Asi piensa una mamá

  3. Pingback: Los mejores 6 años | Asi piensa una mamá

  4. Pingback: Mi 2015 en imágenes | Asi piensa una mamá

  5. Pingback: NO MÁS PELEAS ¿por favor? | Asi piensa una mamá

  6. Hola. Yo muchas veces me pregunto pq la gente tiene la sensibilidad bajo cero, vamos que “ignorar” a una niña pq la hermana es mas graciosa… Yo la suerte que tengo es que a la mayor le encanta que la miren y al pequeño no le gusta nada y le da igual lo que la gente piense, así que quedan compensados.

    Me gusta

  7. jajaj mi hijo tienes 3 hermanas mayores, por parte de un matrimonio anterior del papi. La mayor no tanto pero las dos pequeñas se matan por ver a cual quiere mas mi hijo y le suelen hacer chantajes y preguntar “a quien quieres mas”.. me las has recordado al leerte;)

    Me gusta

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s