Boris, un nuevo compañero

Sumamos un nuevo libro a las reseñas del rincón lector, con este cuento que nos relata la experiencia de Boris, y lo difícil que es a veces llegar nuevo a un colegio, cuando todo el mundo se conoce, y además eres un poquito distinto a los demás. Muchos niños hoy en día se mudan con sus familias cambiando de colegio y probablemente pasan por situaciones parecidas, porque cambiar de colegio no es nada fácil ¿conozcamos a Boris?

Boris, un nuevo compañero

ricon-lector-boris

La señorita Clueca tiene una sorpresa para su clase. Va a llegar un alumno nuevo, un oso. Todos gritaron de alegría. Están todos muy emocionados esperándolo, y empiezan a dibujar cómo creen que será su nuevo compañero. Leticia la coneja lo imaginaba rosado; Maxwell el topo lo imaginaba de terciopelo; los ratoncitos lo imaginaban vestido para la lluvia, y Fergus el zorro lo imaginaba como un muñeco de peluche. Pero cuando Boris llega de la mano de la señorita Clueca…

rincon-lector-boris

Todos gritaron, pero de susto! Boris no era como ellos habían imaginado. Era un oso enorme, peludo y tenebroso. Boris intenta integrarse a la clase, pero no dejan de hacer cosas sin querer, que le hacen sentirse diferente. Primero se sienta junto a Maxwell y con su peso, rompe la silla. Después, al mostrarle el dibujo que había hecho a los ratoncitos sonríe, mostrando sus enormes dientes, y los ratones se asustan. El pobre Boris, había tenido un recibimiento algo accidentado.

Y llega el recreo y se sientan todos juntos, pero no dejan espacio para Boris. Así que se sienta solo, a comerse su miel. Una vez terminado el almuerzo la señorita Clueca los deja ir a jugar. Están jugando al escondite, pero Boris es demasiado grande para esconderse. Así que se pone a contar, pero cuando anuncia que va en busca de los demás, su potente voz retumba y asusta a sus compañeros.

boris-nuevos-amigos-libro

Al final, la señorita Clueca prefiere llevarlos a la sala, donde puedan sentarse a jugar o leer tranquilos. De nuevo los animales se sientan en círculo, sin dejar un espacio para Boris. Él busca un libro mientras las lágrimas ruedan por sus mejillas. No hay espacio para él ni quieren compartir sus juegos con él. No quiere ser un oso enorme, peludo y tenebroso. Boris se siente solo y triste y se le hace muy larga la tarde. Ya podemos ver que este cuento nos explica, como muchos otros, pequeñas situaciones cotidianas que pueden producirse en el entorno escolar y que pueden hacer sentir mal a uno de los implicados. Los niños no hacen nada particular para molestar a Boris, pero tampoco hacen nada para integrarle en sus juegos. Boris es diferente, es grande y les asusta, pero no se dan la oportunidad de conocerle.

Terminada la jornada, y de camino a casa, Boris camina detrás de sus compañeros, pero alejado para no asustarles, cuando de repente una banda de ratas los rodea y asusta. Boris, que de lejos piensa que es un juego nuevo, corre a presentarse a los nuevos compañeros. Y se presenta con su gran sonrisa y sus enormes dientes. Y las ratas huyen despavoridas y sus compañeros saltan de emoción. Ellos ya no temen a Boris, les encanta tenerlo de su lado. Boris aprovecha el momento para reflexionar sobre su forma de ser, pues siendo un oso, es mejor ser tenebroso, grande y peludo ¿no?

hoy-leemos-boris-nuevo-compañero

La historia también nos permite reflexionar sobre aceptarse uno mismo, no solamente buscar la aceptación de los demás. Y, resolviendo la integración a la escuela, desde ese momento, los compañeros aceptaron e integraron a Boris, y en vez de dejarle un espacio al sentarse todos juntos, se sentaban encima de él para estar blanditos y calentitos.

Una historia cotidiana, simple y bonita para leer como cuento de buenas noches, que nos permite reflexionar sobre el respeto, la tolerancia y la discriminación a quien es diferente.

Titulo: Boris, un compañero nuevo en la escuela
Autor: Carrie Weston
Ilustraciones: Tim Warnes
Editorial: Norma

 

suscribete blog asi piensa una mama

 

8 comentarios en “Boris, un nuevo compañero

  1. Muy bonita historia y pienso que de gran ayuda para niños que a veces se sienten diferente, por no ser como los demás, ayudándoles a disfrutar de ellos mismos sin miedo a vivir su infancia sin temor de expresarse tal y como son y fomentar a los amigos a apoyarse y echarles una mano.

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.