Viajes largos en avión con niños – Historias en primera persona

Hoy llega una nueva historia en primera persona, la de una mamá que se estrenó en la bimaternidad hace poco, y que descubrió que tener dos niños no significaba dejar de hacer lo que a ellos como pareja les gusta tanto. Te dejo con Pau:

Más de 8 horas en avión (con niños)

¿Han escuchado historias de cómo los padres viajan con sus hijos a todos lados, sin hacer que el solo hecho de ser padres les signifique dejar sus aventuras de lado?, pues esos no somos con mi marido.

Desde que nació mi hijo Diego, que siempre hemos sido hiper cuidadosos con los lugares donde lo llevamos tratando de no perturbar sus rutinas, y necesidades, con lo cuál nuestro espíritu viajero se había quedado en el limbo por un buen rato.

Ahora que ha nacido nuestra pequeña Sofía ha habido un despertar a una ma/paternidad 2.0, donde hemos podido conectarnos más con nuestro ser vital, más seguros (o menos inseguros) que cuando eramos primerizos, fue así que pensando dónde queriamos ir de vacaciones y luego de casi 3 años, surgió en nuestras mentes la posibilidad de poder viajar en avión por más de 7 horas y con los dos peques

No sé si fue el ímpetu de la segunda maternidad o finalmente nuestro espíritu aventurero ya no aguantaba seguir encerrado.

Viajar-con-dos

Una vez tomada la decisión  pensé que cuál sería la mejor opción para hacer de esta aventura algo lo menos parecido a un calvario para ellos y por ende para nosotros. En este punto pides ayudas de google, preguntando: “ consejos de viajes con pequeños, cómo planificar un viaje en avión con niños, etc etc etc” y finalmente lanzar la pregunta abierta a tus amigos padres en facebook, a mí en lo personal es la opción que más me ayuda siempre que tengo alguna duda desde existencial hasta la más banal.

Aquí incluso consulté a Lai que siempre escribe sobre sus épicos viajes a su tierra natal donde se lanza con 14 horas!!, ¿algo debía saber no?

Pues bien, así como ven preguntando y preguntando concluí un par de cosas que espero les sirva:

  1. Tú conoces a tus hijos mejor que nadie, así que piensa qué horario es en el que más tranquilo está (el mayor mío en la tarde después de almuerzo es cuando más irritable está), con lo cuál no programes el viaje es ese horario.
  2. Si viajas largo , los aviones tienen sistemas de entretenimiento a bordo bastante buenos, pero seamos sinceras, ¿cuánto tiempo dura eso?, cuando mucho 20-30 minutos, con lo cuál, lleva actividades para ellos acorde a su edad. Acá de nuevo, tú eres quién mejor conoce a tu hijo!!, ¿qué es lo que más le entretiene?, no seas tacaña y lleva varias opciones, recuerda que el viaje es largo. Al mío le gusta pintar, pegar stickers y jugar con autos.
  3. Lleva alguna sorpresa que sirva de “emergencia” en una situación de pataleta o llanto extremo, en mi caso, mi hijo raya con los autos, con lo cuál le llevamos dos autos nuevos (que finalmente no llegamos a usar)
  4. Los asientos que reserves son super importantes, toma uno cerca de las salidas de emergencia, porque son muchas horas y lo tienes que dejar “estirar las piernas” en algún momento para que libere un poco de energía y el único lugar con espacio en el avión es este.
  5. He hablado principalmente de mi hijo de más de dos años y actividades para él, es que mi hija Sofía tiene tan sólo 7 meses y es muy tranquila, pero si debo confesar que hemos reservado para ella el servicio de moisés del que disponen los aviones que no tan sólo es super necesario con los niños hasta 10 kilos, sino que es realmente muy cómodo para ellos y para ti dejarlos durmiendo ahí, sin contar que sólo existe un lugar en el avión donde lo pueden instalar y esos asientos son fantásticos:
    1. Al lado de la salida de emergencia (pasillo del medio)
    2. Al lado de los baños con mudadores
  6. Y finalmente y LO MAS IMPORTANTE, aceptar que todo puede pasar, son niños y mientras más calmado y seguro te vean, más tranquilo estarán

viajes-largos-con-niños

Como resumen les cuento que no sé si ha sido casualidad o no, pero tanto el viaje de ida como el de vuelta fueron un agrado, hasta pudimos ver películas con mi marido, ambos niños durmieron bastante en ambos viajes. Lo único que podría decir que podría mejorar para mi próximo viaje sería el tema de la cantidad de maletas, pues viajamos con dos maletas grandes y una mediana, más el coche de mi guagua. Moverse con 3 maletas, más coche, más dos niños hacia que fuese un tetris moverse, para la próxima si o si optimizo en dos y sin coche, creo que la mochila ergonómica hubiese sido la mejor opción.

Bueno, espero que luego de mi experiencia se puedan lanzar de nuevo al mundo sin morir en el intento, si se puede madres y padres, SI SE PUEDE.

suscribete blog asi piensa una mama

3 comentarios en “Viajes largos en avión con niños – Historias en primera persona

  1. Desde luego que se puede!!! “No soporto” a la gente que me dice: “No tengas hijos ya primero tienes que viajar que luego no vas a poder” hay que organizarse quizás un poco más y preocuparse de mas detalles pero de ahí a verlo imposible hay un trecho. Me ha gustado mucho este blog

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s