Viajar con niños (2)

Después de mi resumen de “salir de casa con niños” o viajar con un bebe, hoy toca mi versión particular del viaje en las siguientes etapas de las niñas

2. Viajar con un bebé “crecidito” 

Mi pequeña grande viajó varias veces de bebé, con 1 mes, 4 meses, 11 meses, y 18 meses. La vuelta del viaje que relataba el otro día, la peque tenía 4 meses y, aunque el viaje fue placentero, a no se lo durmió entero. El viaje de los 11 meses…pues bueno, la pusimos en la cuna igual aunque apenas no cabía, pero la verdad es que la pobre se cansó y quería jugar, pasear, cualquier cosa. Y claro, son 14 horas…y bájate del avión, recorre el aeropuerto…y súbete a otro!!! La verdad, aguantó muy bien para lo que podría haber sido. Si yo acabo harta del avión tantas horas…

Esa vez estuvimos poco así que la vuelta fue…más o menos lo mismo. Y durante la estancia la verdad es que un poco lo mismo que el anterior. Se dormía en el coche así que podíamos ir casi a cualquier sitio. eso sí, ahora ya tocaba añadir una bolsa más a a colección: la de la comida. El termo, el postre, agua o zumo para beber, etc, etc.. etc…

Y el siguiente viaje, con ella con 18 meses y yo embarazada…pues bueno…creo que hubiera sido más de lo mismo si yo no hubiera tenido un primer trimestre…movedizo. En resumen, me pasé el vuelo vomitando. Ya no solo era probar bocado, es que cualquier olor me daba nauseas…fue horrible. Porque en ese estado no podía ni hablarle a la pequeña, y claro, ella quería estar con mamá….fueron unas vacaciones movidas y agotadoras, la verdad.

3. Viajar con un pequeñ@ y un bebé recién nacido

Es una locura…y si va la mamá sola…más. Un bebé en brazos que va enganchado todo el dia a la teta, y una pequeña con una mamitis subida…”quiero con la mama…” “mama ayúdame, duérmeme, dame de comer, bañase, etc…” Creo que estuve a punto de volverme loca. Las maletas de mano ya casi ocupaban más espacio que las de bodega. Que si pañales, mudas, y todo lo que el bebé necesita (esos mega bolsos que hablaba en la parte 1) y la maleta de mano para que la mayor lleve juguetes y un poco de todo (galletas, libros, lápices de colores) que seguro no usa en el avión, pero que si le da por jugar… MAS TE VALE LLEVAR DE TODO. Y bueno, olvídate de comidas y cenas con amigos (a menos que sean en casa de alguien…y aun así) porque cuando no estés por uno, estás por el otro.  si vas de visita a la familia como nosotros, que te vengan a ver…te dará la sensación que estás medio enclaustrada pero oye, más comodidad!

4. Viajar con dos pequeñ@s

Bueno…ahora ya si que el equipaje de mano, que a uno le parecía que iba a tener que disminuir, ya parecen las maletas familiares para una excursión. Y claro, si l@s pequeños caminan firmemente, podrían llevar sus bolsas…pero es que la magia de los viajes es que los niños se hartan de sus mochilas o maletas de mano en el momento en que pisan el aeropuerto…y dormirlas en el avión, cuando ya pagan asiento pero no caben estirados en un asiento…te pasas el viaje cruzando los dedos para que no les de torticolis, o dolor de espalda, o estén incómodos…solo quieres que duerman de un tirón (yo tengo que decir que a la ida siempre tenemos suerte y duermen unas 12 horas!; pero a la vuelta….ai, la vuelta….)

Eso si, el viaje en sí, si incluyes visitas a los parques por la mañana y por la tarde, aunque sean breves, es mucho más ameno y puedes hacer casi lo que quieras! Lo único malo es que las siestas ya brillan por su ausencia…y que si quieres librarte del cochecito porque ya son mayores, vas a tener que llevarlos en brazos más de lo que tienes pensado.

Y bueno, siempre que viajes con niños, elige bien la aerolínea, sobretodo si es un viaje largo, porque algunas tienen mejor atención con las familias y detalles con los niños. Y siempre siempre llega antes, con un tiempo extra exagerado, porque los imprevistos están a la orden del día y así, almenos, no terminas corriendo.

Y entonces ves a otras familias, en los aeropuertos y demás, y te sientes acompañado, te das cuenta que ni llevas demasiadas cosas, ni demasiado pocas…y entonces, solo entonces, te fijas en aquellos que van con una micromaleta, que a veces ni facturan, que llegan con el tiempo justo al aeropuerto. Y te acuerdas de esos viajes de último minuto, donde pasar por el escáner era un trámite de medio minuto, no de 20 (que si dobla el cochecito, enseña la comida del bebe, pasa el bebe solo, el bebé que llora, pasais los dos, entonces tienes que pasar tu otra vez,…etc..etc….pffff) Y bueno, como en otros momentos, te gustaría hacer un viaje sin tanta parafernalia, viaje de esos de último minuto, sin tanta maleta ni tantas horas de preparación…pero….

¿no es lo mejor viajar con niños? 🙂 Felices vacaciones a aquellos que casi las empiezan…

suscribete blog asi piensa una mama

7 comentarios en “Viajar con niños (2)

  1. Pingback: Viajes largos en avión con niños – Historias en primera persona | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: Mis Imprescindibles para Viajar con Niños #bloggerschile | Asi piensa una mamá

  3. Pingback: Viajar (o moverse) con niños (1) | Asi piensa una mamá

  4. Pingback: Caos cotidiano en vacaciones – la ida | Asi piensa una mamá

  5. Pingback: Las maletas (viajar con niños 3) | Asi como lo pienso

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s