Mente en blanco

Yo no sé si en algún momento en mi vida he conseguido tener la mente en blanco. Tengo una cabeza que no para, siempre pensando en que quiero hacer después, en las listas mentales que me encanta hacer, lo que tengo que terminar antes del lunes, y ahora le sumo todo lo que tengo que hacer con las niñas o para ellas. Y sino, estoy acordándome de un momento tierno con las niñas, o divertido, o de algún recuerdo entrañable de hace diez años. O sino, se me ocurre algo que me gustaría escribir.

Claro, cuando estoy trabajando o jugando con las niñas, no tengo la cabeza “en marcha” pero al fin y al cabo la tengo ocupada con lo que sea que esté haciendo.

Así que no hay manera, mi cabeza es como una cafetera de las de toda la vida, que vive continuamente en ese momento en que “sube el café”.

Pero me estoy dando cuenta que hay un momento que casi casi pone mi mente en blanco, y que lo que sí hace es sacarme cualquier preocupación de la cabeza. He descubierto que no necesito clases de yoga, ni meditación ni nada similar para relajar la mente. Hay un momento que puede con todo, un momento en que toda mi concentración está en….mirar.

Y ese momento es cuando miro a mi hija dormir. La grande, la pequeña, o las dos. Esos momentos en que se acaban de quedar dormidas y están rendidas, esos momentos que medio sueñan y sonríen por reflejo. O cuando hablan en sueños y te enteras de cosas de su día a día que no te han contado.

Me las quedo mirando, y se me olvida todo. Las niñas todo el día son un hervidero de actividad, no paran ni un segundo, y cuando uno tiene hijos no para ni un momento. Pero cuando se duermen, cuando los duermes o duermes con ellos, cuando los escuchas mientras sueñan, cuando se están quedando dormidas y te buscan para notar tu contacto, cuando están a punto de despertarse y aun dormidas se arrastran a tu lado para acurrucarse y dormir otro ratito… me encantan, Son esos momentos en los que sientes que todo va bien, que ellas están bien. Esos momentos me hacen sentir una paz y una tranquilidad que no sé explicar. Me hacen sentir feliz.

6 comentarios en “Mente en blanco

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s