La cebra Camila

Volvemos con otro ejemplar para el rincón lector, aunque este no forma parte de nuestra colección porque lo encontramos en la biblioteca. Pero nos gustó mucho la divertida historia, con un mensaje de solidaridad y compañerismo mezclado entre sus páginas.

La cebra Camila

Camila es una Zebra que vive allá donde se acaba el mundo, donde el viento es muy travieso y hay que andar con mucho cuidado con el. Su mamá le pide que vaya siempre con pantalones y tirantes, para que no se le vayan a perder las rayas por maldades del viento. Pero esa ropa es muy incómoda! Ella quiere rodar por el campo, salir sin tirantes. Y un día, sale sin tirantes y el viento, que le gusta jugar a soplar fuerte, muy muy fuerte, hizo que algo inesperado pasara:

la-cebra-que-perdio-rayas

Camila se puso muy triste al darse cuenta que había perdido sus rayas; era casi toda blanca y se puso a caminar, apenada. Derramando 7 lágrimas, una lágrima por cada una de las rayas que había perdido.

En su camino, fue encontrando distintos animales, que preocupados le preguntaban qué le pasaba, por qué estaba triste, a lo que ella respondía:

Porque el viento bandido ha robado, las rayas de mi vestido

El primero de los animales con los que se encuentra es una serpiente, a la que se queda embelesada mirando como ésta muda su piel. La serpiente, cuando sabe porqué está llorando camila, decide ayudarla:

Acércate, te daré un anillo para que puedas ponerlo en tu pata

Con un anillo en la pata, Camila sigue caminando, ahora derramando 6 lágrimas de pena, una por cada raya perdida. El siguiente amigo que encuentra en su camino es un caracol, que la obsequía con una linea de plata:

raya-cebra-camila-caracol

Así, Camila sigue caminando, con una rayita de plata, un anillo en la pata, y otro poco menos de pena. Camila se encontrará en su camino con otros amigos que la van a ayudar: un arcoiris, una araña, una cigarra y la última amiga que se encuentra es una oca. A la amiga Oca le duele mucho el pie por el botín que lleva, así que decide darle el cordón a Camila, y así aliviar su pie.

cebra-camila-oca

Camila ha recorrido un largo camino, encontrando muchos amigos que nos han enseñado la importancia de la empatía, preguntándole a Camila porqué lloraba, y el valor de ayudar a los demás entregando algo que es nuestro para consolar al otro. Empatizar. Es un lindo mensaje que se trasluce en esta sencilla historia.

Camila llega a su casa con un anillo en la pata, una rayita de plata, un lindo remiendo azul, una puntilla de tul, una cuerda de violín y un cordón de botín, y con un poquititito de pena, por la raya que le faltaba. Su madre la recibe, pero no la regaña. Se da cuenta que Camila ha querido tomar sus propias decisiones, desobedeciendo pero también asumiendo sus errores. Y con ello, ha vuelto con los regalos de todos esos amigos con los que ha compartido su pena. Su madre le entrega su crin trenzada, que sustituye la última raya perdida.

Esta bonita y sencilla historia, llena también de rimas que harán el texto más liviano y divertido, nos permite también jugar con los niños porque ¿dónde se esconden las lágrimas que derrama Camila?

Si no conoces este libro, te recomiendo que lo busques en tu biblioteca para una entretenida tarde de lectura.

Titulo: La cebra Camila
Autor: Marisa Nuñez
Ilustraciones: Oscar Villán
Editorial: Kalandraka

suscribete blog asi piensa una mama

 

 

 

7 comentarios en “La cebra Camila

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.