Poniendo pausa, antes de poner stop.

Hace un tiempo, dije que quería no hacer nada por un día entero. Porque uno no se da cuenta pero se van sumando tareas: laborales, de la casa, de las niñas, del blog, de todo un poco…y los días no alargan sus horas.

Este blog hace ya años que empezó, como una forma de expresión para compartir mis experiencias, en una época en la que la bimaternidad me tenía algo vuelta loca. Gracias al blog conocí otros blogs, compartí experiencias, y aunque no he podido desvirtualizar a muchas blogueras en estos años, s las conozco a través de sus posts, de iniciativas y estoy feliz de haberlo iniciado y de las personas que he conocido en el camino.

El blog son pedacitos de mi, experiencias vividas, cosas que hacemos, situaciones que vivimos, herramientas que aprendo en el camino a una crianza más empática y respetuosa, cosas que las pequeñas terremoto me enseñan, y temas que surgen cuando uno vive tan lejos de la ciudad que la vio nacer y crecer. El blog ha ido creciendo y se ha ido ampliando. Está abierto a otras mamás y papás que quieran contar experiencias personales, de expatriación o de maternidad, pero eso no quiere decir que le dedique el tiempo que requiere cada post.

cafe-pausa-descanso

Y a día de hoy, el tiempo me falta. Ya llevo un par de meses que llego tarde y a última hora con algunos posts, no me da tiempo de sentarme tranquila a escribir. Y a mi no me gusta escribir corriendo. No me nace. Y tampoco me da tiempo de leer los blogs que sigo y me encanta leer. Estos meses he tenido mucho trabajo, y las niñas no bajan el ritmo, así que no tengo tiempo. Eso, y que las horas de sueño que antes robaba para el blog las está robando una nueva serie que me tiene enganchada, Suits. Si a todo esto le sumas el invierno, que a mi me da sueño (suelo decir que hiberno un poco en invierno) pues que no me da el tiempo.

Por eso, voy a aprovechar los meses de Julio y Agosto para parar un poco. Para mi, siempre han sido meses que significan vacaciones, así que, serán unas semi vacaciones. El blog pasará a tener un post por semana en vez de dos. Si logro publicar dos alguna semana, es porque aprovecharé para sacar la cámara y retomar la segunda vuelta del Abecedario Fotográfico que tengo olvidado, contaros de algunos de los libros nuevos que tenemos y que aun no comparto por aquí, y quiero descubrirte también algunos otros rincones de Chile de los que aun no he hablado, y Chile tiene unos paisajes alucinante. Además, las tardes en casa del invierno son perfectas para hacer nuevas manualidades, y llevamos mucho tiempo sin hacer!

candado-cerrado-pausa-blog

Así que si desaparezco un poco, ya sabes porque es. Hay veces que es mejor bajar el ritmo, antes de tener que parar del todo! Nos seguiremos viendo seguro por Instagram casi todos los días.

Disfruta del verano si estás en el hemisferio norte. Date un baño en la playa por mi, que añoro mis vacaciones veraniegas. Y si estás en el hemisferio sur, aprovecha las bondades del invierno!

Nos leemos!

suscribete blog asi piensa una mama

12 comentarios en “Poniendo pausa, antes de poner stop.

  1. A descansar, aprovecha para cargar las pilas y tranquila, que una pausa ayuda también a volver con más ganas y con nuevas ideas. Y bueno, si te cuento que yo también he sentido la necesidad de frenar un poquito, seguramente no te consuela pero me ha servido para saber y replantearme mis necesidades y mis objetivos. Un besazo y felices vacaciones.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola guapísima.
    Cómo te entiendo… No me llegan las horas del día y aunque muchas veces tengo cosas que contar, hay días que estoy tan cansada o tengo tantas cosas que hacer, que lo voy relegando.
    Hace ya muchos meses que el blog está casi aparcado y si público una o dos veces al mes, es un triunfo. A veces, me siento culpable, me da pena no poder dedicarle el tiempo que tenía antes. Pero otra veces, pienso que fue una época muy bonita de mi vida, que me dio la oportunidad de expresarme, relajarme, conoceros, conocerme… Pero quizás, esa época ya pasó.
    No digo que vaya a dejar el blog, no definitivamente, pero tampoco quiero dejar las cosas nuevas que tengo ahora y que me llenan y no quiero escribir por obligación.
    Así que seguiré así, escribiendo sólo de vez en cuando y cuando realmente pueda.
    Y tu, descansa, desconecta, disfruta de tu tiempo y de tu familia. Y cuando quieras, cuando te apetezca, aquí estaremos para leerte. Porque aunque te comente poco, pero te leo siempre.
    Un abrazo enorme.

    Me gusta

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s