Aparcando el oasis

Cada año, irremediablemente pero sin pensarlo, cuando ya han pasado las fiestas navideñas y nos plantamos a mediados de enero con todos esos propósitos y planes para el año, no puedo evitar mirar el primer semestre de esta manera:
Enero ya casi ha pasado
Febrero y marzo los cumples de las terremoto y la entrada al colegio
Abril semana santa y el cumple de la iaia
Y ya estamos en mayo y los primeros frios…pero a 8 semanas de las ansiadas vacaciones, el ansiado viaje, esa visita que me sirve para recargar energias como os contaba el año pasado.
El frio de chile no me gusta. Paso frio todo el dia. La calefaccion es cara asi que no abunda ni en tiendas, ni en oficinas, ni en las casas ni en ningún sitio. Paso frio en el trabajo, por la calle, en casa o donde sea. Pero cuando miro el calendario y pienso que quedan tres meses y medio de frio…veo esa fecha señalada. Esas vacaciones que son un oasis en invierno.
Vacaciones que no son vacaciones desde que somos tantos o incluso…desde que vivo lejos (pero eso queda para otro post). Pero son esos dias en que a modo exprés me pongo al dia con todos mis amigos de la vida. Que veo montones de caras familiares. Que vivo rutinas que me suenan familiares de antaño. Porque la gente cambia y cambian las cosas, pero hay cosas que siempre serán como las recuerdas: Paisajes. Personas. Ritos. Costumbres.

Esa oportunidad en el año en que puedo enseñarles a mis hijas mi casa, su otra familia y compartir con ellas unos dias de rutina alli. Siempre habia pensado que formaria familia alli asi que esos días cada año para mi valen oro.
Pero este año estamos a Mayo, y si ya el año pasado cuando adelantamos el viaje al otoño se me hacia dificil la idea de un largo invierno por delante…y de esperar más de un año para viajar de nuevo. Este año tengo que asumir que nos quedamos sin vacaciones. Nos vamos a saltar el viaje. No me he saltado un año entero la visita, creo que desde que vivo aqui nunca han pasado 14 meses sin ir.
Pero este año no toca. Los motivos son muchos y muy variados y no vienen a cuento (aunque sí viene a cuento que me parece mentira que el recorrido chile-barcelona-chile sea mucho mas caro que el barcelona – chile – barcelona) El viaje es caro, somos muchos, queremos ahorrar, y este año nos saltamos el viaje. Poco a poco voy diciendo en voz alta que no vamos a ir. Si lo repito más veces igual termino de aceptarlo…aunque me gustaria jugar a la loteria y ganarme el viaje.

Aunque cada vez que miro el calendario pienso “y si vamos igual y ya ahorraré más adelante?” Cada vez que mi hija habla del viaje a Barcelona, que está tan en su agenda como en la mía, se me hace un nudo en el estómago. Qué difícil es estar tan y tan lejos: no a unas horas de coche, ni de tren, ni un par de horitas de avión. 13 horas y una escala, y unas compañías aéreas que se aprovechan. Uno no se puede escapar un fin de semana, con suerte puedes ir una vez al año y gastarte tus vacaciones...y yo quiero ir.

Muchos de los extranjeros que viven aquí no vuelven cada año de visita, otros van dos veces. Quizá muchos piensen que exagero, que no es tanto saltarse el viaje un año. Que un año pasa rápido. Pero me da igual, porque así es como lo pienso. Si ya me cuesta en Navidad…Yo quiero ir, quiero pisar mi ciudad almenos una vez al año, quiero ver a mi gente almenos una vez al año. Que una vez al año ya es muy poco…

Cierro los ojos y pienso en oler el mar, en visitar el zoo, en la familia, en los amigos, en las tapas, las cañas, los frigo pie y los calipos, en los donetes o el croissant de chocolate de la panaderia, en el fútbol,…. y abro los ojos y pienso que más me vale hacer otros planes para el invierno, porque sino, si que se nos va a hacer largo.  Toca echarte de menos unos cuantos meses más. El año que viene, ya veremos. Porque este año, no nos vamos (a menos que la Loto nos cambie los plantes claro…). A veces, vivir lejos, no es fácil.

suscribete

33 comentarios en “Aparcando el oasis

  1. Pingback: De reencuentros, viajes y demás | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: Sueña sueña… | Asi piensa una mamá

  3. Lai! que hace mucho que no te digo nada..muchísimo ánimo…no sabes como te entiendo…yo acabe volviendo de mi exilio porque no podía más, así que si encima estuviera a 13 horas de avión y una escala, me costaría un mundo! Vamos a abrir una colecta y te pagamos el billete…y por descontado que si me toca la lotería, te regalo los billetes de avión para que vengas cada mes!!!!!
    Un besazo enorme!

    Le gusta a 1 persona

  4. Jolines, Lai! Qué pena me ha dado tu entrada. No sabes cómo lo lamento. A ver si puedes aprender a llevar este invierno (en todos los sentidos) lo mejor posible… Para las niñas también será duro, espero q te lo pongan fácil… Un abrazo inmenso lleno de cariño!

    Le gusta a 1 persona

  5. Es verdad que vivir fuera te hace acostumbrarte a vivir sin muchas cosas y lejos de tus seres queridos. También lo es que es muy importante para los adultos y sobre todo para los niños ver periódicamente a la familia y amigos que quedaron en el país de origen. Lo que más se extraña son las personas. ¿No pueden ir los abuelos, la tía… a visitaros allí?

    Me gusta

    • Exacto Paz. Las personas son lo que más se extraña. La abuela vive aqui…nos la trajimos 🙂 (y menos mal!) Pero las niñas quieren ver a primos y demas familia, a los hijos de mis amigos con los que se ven cuando vamos. Sobretodo la mayor. La peque apenas se acuerda porque ha pasado un año. Si no fuera porque siempre colgamos fotos del viaje en su cuarto ya no se acordaría. Y de las visitas…Chile esta muy lejos. Los primeros años que vivi aqui vinieron muchos amigos de visita y eso ayuda un montón. La familia encuentra que está muy lejos y sumando sumando se les hace caro. Y como ya llevo muchos años se han acostumbrado a que vaya yo! Habra que coger fuerzas y esperar que podamos ir pronto! Gracias por tu comentario

      Me gusta

  6. Aunque no este en tu misma situación, me hago una idea por tus palabras de lo duro que es esto para ti. Estar tan lejos de todo, esperar con ansia una fecha y tener que aplazarlo, por los motivos que sean, es una putada! Solo puedo decirte que muchos ánimos guapa!!!
    Besos!

    Me gusta

  7. Hola Lai, dentro de lo duro has tenido la suerte de poder viajar cada año, no todas las que estamos afuera podemos, yo llevo casi 5 en Francia y solamente he ido a mi tierra linda una vez, pasar el charco es bien caro. Animo, animo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • totalmente de acuerdo Marisol, cruzar el charco es carisimo. No he podido ir todos todos los años pero no han pasado 24 meses entre una visita y la otra y me considero afortunada por ello. Mucho ánimo para ti también y que puedas volver a tu tierra pronto!

      Me gusta

  8. Lo siento mucho! Me cuesta mucho imaginarme tan lejos de casa porque siempre que he estado lejos los he echado muchísimo de menos y eso que como mucho han sido tres meses! Almenos las nuevas (ya no tan nuevas) nos permiten estar un poco más cerca. A ver si tenéis suerte y la loto os permite venir a tu tierra! Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • si! suerte de skype, de whatsaps y lo demás, que almenos sabemos unos de otros…pero es taaan distinto a un café o una comida familiar…yo nunca me imagine viviendo lejos…y parece que cuando quise probarlo me pasé un pelin con lo lejos. Pero esperemos poder ir pronto! Gracias por tu comentario, un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  9. Vaya,lo siento mucho. A mi me ocurre algo similar, a pesar de no estar lejos de mi casa y familia,solo puedo ir una vez al año en enero. Pero eso implica quedarme sin ir a otros lugares como a la playa o de turismo.Así que este año me planteo ir a canarias ya que hace 8 años que no vemos el mar, pero como eso significa no ir a mi casa y estar sin verlos 2 años…me cuesta decidirme.
    Animo, no puedo decirte mas porque yo estoy en las mismas.

    Le gusta a 1 persona

  10. Podría pasar de largo sin comentar, pero no puedo, porque he llorado leyéndote, porque estoy en tu piel, en tus zapatos de invierno y en tu desazón. Añoro las noches de 30graditos de mi Badajoz. Nosotros somos uno mas, y ahora saltarse un año el viaje es mas duro que cuando éramos dos, es privarlo a él de su familia y a los abuelos de su único nieto…Necesitamos un ejercicio diario para convencernos de que compensa la distancia, como quien se miente en el espejo buscando el fondo de los ojos…imposible. Animo Laia, suerte en el kino 😉, jeje.

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s