De Barcelona a Alemania, con Anna

Ya sabes que hace muchos años que me fui a vivir a la otra punta del mundo, y desde este rincón te he ido contando las cosas que me gustan y las que no de este angosto y largo país, de sus paisajes, y de su gente.

Vivir lejos no es fácil, vivas a 300km de tu casa, o a 13.000. Cada persona, cada familia, cada país, es distinto. Hoy quiero compartirte la historia de Anna, cuyo camino la llevó de Barcelona, a Alemania, y a su blog Cincoplatos.com. Te dejo con ella…

Cinco-platos-anna-sans-entrevista

De cómo y porqué me fui a vivir a Alemania

Me llamo Anna, soy de Barcelona y tengo 34 años. Hace 5 años vivía yo felizmente, con el que entonces era mi novio, en un pisito precioso que siempre estaba limpio y ordenado 🙂 Trabajaba en una consultoría de RRHH y me pasaba 12 horas al día fuera de casa. Un día mi pareja, que trabajaba en una empresa Alemana, me planteó la opción de iniciar una nueva aventura en el “país de la Merkel” y me negué en rotundo. ¿Que pintaba yo en tierras germanas sin hablar ni una palabra de alemán y con mi vida “montada” en Barcelona? Poco tardó en convencerme…

Llegué a Alemania, concretamente a Krefeld, con la maleta cargada de ilusión y miedo a partes iguales. Los primeros meses los dediqué a aprender (a intentarlo al menos) el idioma y a empaparme de la nueva cultura y costumbres. No me costó mucho, venía con muchas ganas y 5 años después sigo feliz con el cambio.

Menos de un año después me quedé embarazada de mi hija mayor. Todo era ilusión y felicidad. Como no trabajaba (seguía con las clases) pude dedicarme a preparar su llegada con mucha dedicación, para descubrir unos meses más tarde, que Claudia no tenía intención de dormir en su preciosa habitación que con tanto esmero había preparado.

Cuando mi hija tenía un año nos llegó la noticia del traslado de mi marido a Nürnberg. Me sentó como un jarro de agua fría. Había hecho un grupo de amigas españolas con las que me sentía como en casa y no quería tener que volver a empezar.

Anna-Sans-Cinco-Platos

Dos meses después de instalarnos en nuestra nueva casa me quedé embarazada de mi hijo. En ese momento me vi muy sola, imaginando la vida con dos niños tan pequeños (se llevan dos años) y nos planteamos la opción de buscar una Aupair. Fue la mejor decisión que tomamos y durante un año conté con la ayuda de una chica maravillosa que a día de hoy se ha convertido en mi amiga del alma.

Aún con ayuda, los primeros meses con dos hijos se me hicieron muy difíciles. Atrás quedaban mis ambiciones, mis sueños, mi energía…y me había convertido en madre y ama de casa las 24 horas del día. Me costó mucho sobreponerme a esta nueva situación y recuerdo esa época como un momento agridulce en mi vida.

Noah empezó la guardería al cumplir un año y sufrí una especie de metamorfosis. Volvía a tener algunos momentos de soledad y silencio y así surgió la idea de poner en marcha el blog. Fue idea de mi querida Aupair que me dio el empujón que me faltaba y enseguida mi marido se sumó a la fiesta y me dio todo su apoyo.

Empecé a formarme en el ámbito de la cocina, un mundo que siempre me ha apasionado pero que jamás pensé que pudiera llegar a gustarme tanto. Actualmente sigo con mi formación, mis cursos de fotografía, alguna asignatura en la Universidad…

Estoy segura que si siguiera en España jamás me habría animado a compartir un pedacito de mi vida de forma pública. Si algo he aprendido viviendo en otro país es a reinventarme, a dejar de lado los miedos y las vergüenzas, a importarme menos el qué dirán, a pensar realmente qué es lo que yo quiero y a intentar meter todo esto en una coctelera junto con mis responsabilidades como madre.

El resultado final lo podéis ver en mi casa virtual, mi blog, mi proyecto personal que tantas satisfacciones y dolores de cabeza me aporta y que ahora mismo me tiene totalmente abducida.

Anna-Sans-Cinco-Platos

Estos 5 años no han sido todo un camino de rosas pero en Alemania he creado una familia y siento que a día de hoy es mi hogar, donde están los míos. Quien sabe lo que nos depara el futuro. De vez en cuando nos planteamos irnos a otro país para que nuestros hijos sigan sumando experiencias y vivencias que los enriquezcan y que les ayuden el día de mañana en su etapa adulta.

Os invito a daros un paseo por Cinco Platos donde podréis encontrar muchas historias sobre mi experiencia como mamá en Alemania y recetas de cocina que preparo con mucho cariño para ayudaros a perder el miedo a los fogones.

Gracias Lai por abrirme las puertas de tu casa, ha sido un placer escribir para tu maravilloso blog.

Hasta pronto,

Anna

Espero que hayas disfrutado conociendo un poco mejor a Anna. No olvides pasar por su blog, y disfrutar con sus recetas. Si vives lejos de casa y quieres contar tu historia, o quieres compartir una experiencia de maternidad, escríbeme a asicomolopienso@gmail.com

Feliz Miércoles

suscribete blog asi piensa una mama

7 comentarios en “De Barcelona a Alemania, con Anna

  1. Que buen descubrimiento!! yo, que vivo las mudanzas con angustia, me gusta leer de mujeres que se van de sus paises y se reinventan. Me identifico mucho con Anna porque como ella, a raiz de la maternidad yo tambien me reinvente en la cocina. Ahora estoy a punto de graduarme de pastelera. Y mas feliz no puedo estar. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s