Para y observa. Para y escucha. Aparca la multitarea

Toda la vida he escuchado eso de “las mujeres podemos hacer 4 cosas a la vez” Mientras crecía, en esa frase sentía un cierto orgullo de género, por saber hacer “bien” más de una cosa a la vez. Incluso yo he llegado a presumir más de una vez de lo capaz que soy de hacer dos cosas a la vez.

Empiezas a trabajar y te hablan de multitask, de lo importante que es, y eres feliz de ser capaz de hacer varias tareas a la vez, de aprender a hacer cosas que a lo mejor no te corresponden pero es que “eres polivalente” y “multitasking” ¿suena molón no?

Entonces te conviertes en madre y eso del multitasking no es que sea un orgullo es que es muy necesario. Escuchar/cocinar/recoger; amamantar/jugar, hablar/whatsappear/trabajar, hay miles de momentos en que, literalmente, estamos haciendo 20 cosas a la vez. Hasta hacer pis no se puede hacer solo! Mientras haces pis puedes estar jugando con uno de tus hijos, sacándole los mocos, o ves a saber tu! Si, sentada en el baño.

Y cuando los niños se duermen, una se sienta y se da cuenta de las 20 mil cosas que ha hecho en un día, y a veces a mí me ha pasado que más que una lista de cosas hechas sentía que el día había sido una nebulosa, donde hacía mil cosas pero no hacía ninguna. ¿te ha pasado alguna vez?

Empecé a pensar que esto de la multitarea, es muy útil en ocasiones, pero no debería ser nuestro “modus operandi” absolutamente todo el día. ¿Que pasa si hacemos cosas de una en una? Que pasa si, mientras  jugamos con los niños o vemos una peli, dejamos el móvil aparte, lejos, donde no nos interrumpa. Que pasa si cuando les bañamos no hacemos nada más que eso, bañarles. Nos tomamos ese tiempo para observar como juegan, para jugar a salpicar con ellos, para que nos cuenten su día. Qué se yo!

Sé que esto no puede hacerse todo el día, y que seguramente tengamos momentos en el día como el que yo recuerdo esta noche: poniéndole el pijama a la terremoto pequeña mientras intentaba que la mayor se terminara la cena y escuchaba cómo le había ido el día al padre de las criaturas. O como ayer que mientras una me pedía que buscara un juguete perdido la otra quería que mirara como bailaba una nueva coreografía y la abuela de las criaturas me preguntaba si la podía ayudar a guardar algo en la cocina. Hay momentos en el inevitablemente haces dos o tres cosas a la vez sin poder evitarlo, como la imagen de Mamasutra que sigue, pues ya sabemos que es imposible ir al baño sin tener a alguno de nuestros hijos rondando.

multitarea-mamas

Pero hay ratos que se puede, ratos en que es mejor no intentar hacer dos cosas a la vez. O que no es necesario hacerlo, pero lo hacemos como en automático. A veces he intentado dedicar un rato a escribir el blog por las tardes, cuando las pillo entretenidas con sus respectivos juegos. ¿funciona? No. Me doy cuenta que no me concentro en lo que escribo, pierdo el hilo, y ellas a la que me ven en otra cosa se desconcentran y vienen a buscar mi atención. Aquí tengo dos opciones: o intentar hacer malabares con el blog y atender a las pequeñas hasta empezar a resoplar por no hacer ni una cosa ni la otra. O bien, dejar el blog para el momento de silencio cuando ya están dormidas, y sentarme a su lado un rato. Curiosamente, pasarán de mi en cuanto lo haga, porque ya no necesitarán llamar mi atención. Muchas veces buscan solo presencia.

Viene a ser la idea de hacer las cosas de forma consciente, plenamente enfocado en lo que haces. Estas leyendo un email mientras tu hija te esta preguntando algo y por defecto dices “aja”, “si”, “bueno”. El email no se irá a ninguna parte. Y si bajas el teléfono, te pones a su altura, y la escuchas? Seguro que tus respuestas cambian, y el efecto en ella será distinto, la sensación de que tiene toda tu atención solo la perciben si de verdad les prestas toda la atención. Es una de las acciones que mejora la comunicación familiar.

Así que cuando estés en casa, descansa del multitasking, si no siempre almenos de vez en cuando: Para, y Escucha. Lo que tiene que decirte tu hijo es, seguro, más importante que cualquier email, whatsapp o video de youtube.

Pongamos un ejemplo que no tenga que ver con niños. Vas por la calle mirando el teléfono, poniéndote al día con facebook y twitter. Llegas al trabajo y seguramente no recuerdes ni el camino recorrido. Prueba, aunque sea un dia a la semana, a guardar el teléfono y observar el camino. Si estas en otoño seguro descubriras cómo han cambiado los colores de las calles, como se visten de hojas secas. si estás en primavera, seguro hay flores por todas partes! Tu camino del día a día a la oficina seguro esconde rincones bonitos que vale la pena observar! Hay muchos ejercicios de mindfulness que te ayudan a disfrutar de una caminata, de un café, de forma plenamente consciente.

Además, se han hecho estudios que demuestran que el multitask no es bueno para el cerebro. Al intentar hacer dos cosas a la vez, el cerebro se satura, y retiene menos lo que está haciendo (afecta la memoria), además de hacerlo con menos eficiencia. Tres desventajas del multitasking que san google me cuenta:

  • Problemas de memoria
  • Más estrés
  • Menor rendimiento y calidad en las tareas
  • Más irritabilidad

Aquí tienes un artículo que habla de ello por si quieres saber más.

Así que, ¿te parece que aparquemos la multitarea y disfrutemos de los momentos siempre que podamos? 

suscribete

11 comentarios en “Para y observa. Para y escucha. Aparca la multitarea

  1. Pues es que tienes toda la razón, me ha encantado este post. Cuando te das cuenta estás intentando hacer diez cosas a la vez y consigues justo lo que has detallado. Con niños es complicado, así que como bien dices más vale que cuando estemos con ellos nos centremos en ellos, que a fin de cuenta son lo más importante que tenemos. Besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Madre mía, si es que no pasamos el día haciendo malabares…yo también intento muchas tardes hacer algo en el blog mientras el mayor estudia y la peque juega, pero no da resultado
    mejor aprovechar el tiempo que tenemos con ellas
    besazos

    Le gusta a 1 persona

  3. Una verdad verdadera desde luego, lo pienso mil y una veces y lo hago pocas a mi parecer, pero es que el trabajo que tengo, por desgracia, me obliga a aplicar la multitarea. Y es cierto, en ellos influye todo lo que hagamos, así que intentaré dejarlo más veces. Eso si, la hora de su baño es sagrada y si cojo el móvil es para hacerle fotos y vídeos mientras vacía la bañera, literalmente jajaja

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo de momento me voy a apañando (solo tengo uno) y el blog lo hago cuando el duerme. Pero tengo claro que en cuanto tenga otro, o este deje de dormir siesta…adiós blog, porque no voy a poder con todo y no quiero restar tiempo a mi familia. En fin eso no me preocupa..aun queda para ese momento.

    Le gusta a 1 persona

    • Si. Tener mas de uno y el blog y el trabajo (y en mi caso la tienda) es algo dificil jeje Pero es que yo ya le he pillado mania a la multitarea. Hasta en el trabajo uno no puede estar haciendo un informe (por decir) y llega un mail y lo habres mientras miras si tienes un whatsap…por poner un ejemplo 😆

      Me gusta

  5. Totalmente cierto!!! Lo he pensado muchas veces y sobre todo cuando estoy en el parque (si es al lado de casa, voy normalmente sin móvil), y veo cuando llego niños jugando solos mientras el padre o madre está con el móvil…. Entonces llegas tú y ve como hablas a los peques, les sigues, les empujas en el columpio y se viene a jugar con nosotros… Y al contrario, cuando he visto padres con niños en el parque súper metidos en el juego, que hasta nosotros nos metemos también. Las caras de los peques son completamente diferentes… Creo que tenemos que tener cuidado con cómo interactuamos con ellos y entre nosotros y el papel de la tecnología en todo ello, porque condicionará muchísimo cómo ellos vean las cosas y cómo se relacionen cuando sean más mayores. Así que, como bien dices,… dejemos de lado hacer mil cosas y en algunos momentos hagamos una, con cariño y respeto hacia la pareja, los peques, los amigos, los familiares y quienes tengamos cerca, con quienes nos hemos reunido para estar con ellos… Besotes.

    Le gusta a 2 personas

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s