Desayunando en Le Fournil

Después de la entrada sobre salir a comer con pequeños, me puse a pensar en compartir los lugares en Santiago que más me gustan para salir con niños (y los que menos, para que estéis advertidos) Recordando una página que me encanta sobre lugares para ir con niños, Mammaproof, me puse en contacto con ellas para contribuir desde este rincón perdido del mundo con lugares donde las familias, ya sean turistas o locales, puedan salir en familia.

Esta es la primera de, espero, muchas entradas! Mi rincón favorito para el desayuno: Le fournil.

2014-02-02 10.59.16

Solo, en Pareja, con Amigos, y, también, con Familia. Le Fournil, especialmente su local de El Mañio, es un excelente sitio para tomarse un buen desayuno, o un contundente Brunch para los que se quieren saltar el almuerzo.

He visitado este café/restaurante durante años, y ahora que lo visito con niños lo encuentro el rincón perfecto para una tranquila mañana de domingo.

Está situado en el Paseo el Mañio, una pequeña calle peatonal en Vitacura que invita a los niños a correr sin peligro (solamente hay una entrada de coches a una casa, pero se ven muy raramente), puedes llevarles las bicis, triciclos o monopatines, y controlarlos desde tu mesa. Además, el “hombre del carrito” que está todas las mañanas de fines de semana y festivos siempre tiene algún entretenimiento que venderle al papá que no haya traído nada para entretener a la troupe.

En cuanto al local, qué decir! En Santiago es difícil encontrar sitios para un “típico” desayuno (lo de típico es pensando en el desayuno continental de un hotel, y claro, igual no todos piensan como yo) pero esta cafetería de origen francés tiene de todo: bollería dulce con el infaltable croissant, o el pain au chocolat, desayunos salados, opciones varias de desayuno para todos los gustos: el ligero, el sano, el dulce, el salado, el energético, hay de todo.

2014-02-02 11.00.58

A mi el que más me gusta el desayuno de la casa, el Le Fournil. Una buena cesta de bollería y rodajas de pan (baquette!!), acompañado de mermelada y mantequilla y un buen zumo de naranja; además de un café/té o chocolate a elección.

Pero para mis días salados, las Quenelles de palta y quesillo son un plato apetecible: tostadas de baquette  (especifico porque en Chile no hay que dar por hecho encontrar una buena baquette) con rodajas de queso fresco y palta para untar.

A las niñas les encanta el chocolate, y las madeleines, pequeñas magdalenas con o sin relleno de mermelada de frambuesa.

Recomiendo buscar un espacio en la terraza, pues la parte interior, que se aprovecha mucho más en invierno, está un poco llena de mesas y los espacios son estrechos. Por supuesto, tienen sillas para niños, algo incómodas pero aquí no importa, los niños tienen espacio para moverse!

Lo que les falta: Por un lado, un cambiador decente: una mini esquina del baño de mujeres, justo detrás de la puerta, con una especie de espuma en mal estado como base de cambiador no viene a ser un buen sitio para mudar…y eso que está acabado de reformar todo. Lo otro, un poco más de empeño a los camareros, que no parece gustarles mucho su trabajo, y se lo toman con demasiada calma y poco buen humor.

Un comentario en “Desayunando en Le Fournil

  1. Pingback: #Blogger Traveller… viajando de café en café | Asi piensa una mamá

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s