Un 10

¿Te acuerdas cuando cumpliste 10 años? ¿Fue la primera vez que empezaste a sentirte mayor? Yo recuerdo haberlo sentido con una mezcla de infancia y de responsabilidad por tener dos dígitos en mi edad, recuerdo una sensación extraña… ¿será por lo de añadir un dígito a nuestra edad o porque empezamos a oír que nos hacemos mayores?

¿Por qué será que este cambio de dígito nos incita a los adultos a decir lo de “10 años ya” como si ya fueran pequeños adultos los que tenemos delante. ¿será que nos da la sensación de que ya son mayores y debemos empezar a soltarlos si no lo hemos hecho ya? ¿o es quizá un proceso natural del niño, que a esta edad hace efectivamente un cambio?

De hecho, la pedagogía Waldorf considera que entre los 9 y los 10 años los niños pasan el Rubicón, que es un punto de no retorno en la infancia. En esa edad se produce un cambio en el niño cuando empieza a descubrir su yo, su independencia respecto al mundo, además de empezar a derribar el mundo mágico que lo rodea, el mundo idílico y por tanto a cuestionar a las figuras que antes adoraba, como son los padres, cuidadores o profesores.

¿qué podemos apreciar en este paso?

  • Empiezan a reconocer el sentimiento de injusticia, en el momento que empiezan a cuestionar las normas, a descubrir los errores que los adultos cometen, empiezan a cuestionarse el porqué de ciertas normas.
  • Aparecen nuevos temores y miedos, o reaparecen algunos ya superados. El derrumbar el mundo idílico de fantasía y cuestionar o adentrarse en la realidad hace que aparezcan miedos, como el miedo a la muerte, u otros miedos que parezcan más irracionales y que ya se habían superado. El miedo a la oscuridad y las pesadillas pueden aparecer en este momento.
  • Se producen cambios de humor y se muestra mayor irritabilidad, supongo por el ajuste personal que están viviendo. Paciencia con esta parte!
  • Actitudes desafiantes frente a los adultos, pues el niño está evaluando al adulto, detectando sus defectos, derribando ese perfeccionismo anterior, comprobando la consistencia de esas normas. Algún profesor me podría confirmar si un curso de 4o o 5o básico es o no más desafiante al pasar el grupo por este proceso, pero al parecer así es en esta etapa.
  • En este paso es cuando descubren el sentimiento de soledad pero también la independencia y el estar con uno mismo. El descubrimiento de ese sentimiento puede generar momentos de llanto que parezca exagerado ante situaciones que antes no lo generaban. Pero también empiezan a apreciar esos momentos de soledad, de intimidad.

Todo esto tiene la parte positiva que al pasar esta fase, y como resultado de este paso, el niño/a obtiene mayor autonomía, confianza y desarrolla nuevas competencias. El dejar de ser un niño también tiene la parte positiva de descubrir que puede participar de actividades en las que antes no participaba, como conversaciones con adultos u otras actividades a las que antes no tenía acceso.

La mayor de las terremoto cumple este año 10 años. Si analizo los últimos meses, creo que hemos vivido o estamos viviendo ese paso del Rubicón, pues hemos vivido un sinfín de dualidades en su comportamiento estos últimos meses.

Ella ha iniciado ese cambio hacia cuestionarlo todo: las actitudes de la gente, el porqué se infringen las normas, el porqué no cuidamos el planeta, y un sin fin de cuestionamientos. Hemos podido sentarnos a dialogar, a razonar, y con toda la revolución social que se inició hace unos meses en Chile, también nos hemos sentado a, como dice ella, “hablar de política y de lo que hace falta aquí”. Pero la injusticia aparece en sus comentarios cuando ha ido apreciando comportamientos poco amables en desconocidos, actitudes hostiles en conductores. Le molesta, por ejemplo, cuando escucha a un adulto gritarle a un niño, algo que antes no comentaba.

Por otro lado, también nos hemos enfadado, cuando no le parecen bien mis decisiones, cuando no entiende porqué no me gusta la letra de una canción de reagetton, por ejemplo, o cuando se empeña que ella puede vivir sin dormir o alimentándose a base de chocolate.

Por primera vez ha buscado momentos para estar sola, para leer, ver su serie favorita, o lo que le apetezca, pero a su vez ha manifestado una necesidad de compañía mucho más elevada que a la que nos tiene acostumbrados. También expresa más, y muestra más pasión por hacer lo que más le gusta.

acrobata-equilibrio

Ella está viviendo un proceso de cambio, y nosotros debemos acompañarla, y aprender con ella sus nuevos rasgos, sus nuevos gustos y nuevas necesidades, empatizar con el proceso e ir conociendo a esta nueva personita que se va formando.

Además, por supuesto, los 10 años no sé si soy yo o todas las madres, pero da para pararse a pensar en la década de maternidad que hemos vivido. Aunque no sea el fin de un septenio, pues ya vamos por la mitad del segundo, estamos acostumbrados a medir en décadas. Se siente una sensación que se inicia el camino a dejar atrás la parte de la infancia e iniciar la adolescencia. Y uno se para a recordar la cantidad de cosas que se han vivido en 10 años.

Si me pongo a pensarlo…parece que hayan pasado siglos desde aquel parto bien movido, pero a la vez se siente como si fuera ayer. Recuerdo el postparto y esas noches sin dormir, peleando con la lactancia, esa sensación de que era imposible dormir menos, de sentir que no lo estaba haciendo bien, de darle vueltas y vueltas a porqué mi pequeña lloraba siempre que no estaba en brazos. Ese inicio en el que no seguía mis instintos sino intentaba hacer las cosas “de libro”. Y ella nos enseñaba que el contacto la aliviaba, que el piel con piel era necesario para ella. Pero de la misma manera recuerdo cómo la miraba dormir, recuerdo cómo gateaba sentada, recuerdo sus ojos curiosos en todas esas horas en las que no dormía. Y cómo pasearla era la única forma de que durmiera profundo. Sus problemas con el peso! Y esa sensación de que mi leche no era buena. Y tanta mezcla de recuerdos de esa sensación de no saber que hacer, con esa sensación de maravillarse con cada cosa nueva que pasaba. Qué difícil para el primer hijo encontrarse con unos padres primerizos que debían aprender en el camino! Dura tarea. Y eso era solo el principio.

bebe-beso-postparto

Agradezco en el camino haber cambiado mi visión de la maternidad, haber dejado de seguir un manual de instrucciones y haber empezado a observarla, a escucharla, a seguir instintivamente lo que creía que ella necesitaba, hasta que fue capaz de expresar lo que quería. Esta pequeña que nos ha enseñado que la energía puede ser infinita, que un bebé puede dormir solo 8 horas, ese pequeño espejo que mezcla la locura de subirse allí donde pueda con la prudencia de saber que puede bajar sin caerse. Ella que nos ha enseñado la bondad y la empatía en estado puro, desde que tiene uso de razón, que nos ha ido mostrando el camino de la maternidad y la responsabilidad y la alegría que este conlleva. Ella que ha ido venciendo su timidez y mejorando en sus pasiones, que es capaz de desmontar cualquier cosa con tal de aprender como funciona. Ella, tan autentica como ella misma.

monster-diy

Ahora, esta pequeña personita que aun nos pide inconscientemente ayuda para superar sus miedos, nos expresa sus opiniones sobre el mundo y sus injusticias, y expresa todo ese afecto que de pequeña esquivaba. Mi pequeña yogui cumple 10, e inicia una nueva etapa en la que va seguir enseñándonos muchas cosas más, de eso estoy segura.

Per molts anys petita!

suscribete blog asi piensa una mama

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .