Mi niña no me come..pero en el cole sí.

Antes de nacer mi segunda hija, me dediqué a la lectura sobre crianza natural, colecho, y temas similares. El autor que más leí fue a Carlos González. Su libro mi niño no me come me descubrió todo un mundo, y me hizo recordar mi época escolar, en la que si no te comías lo que había, no salías al patio e incluso, una compañera terminó una vez en clase con el plato…lo que más recuerdo, de hecho, es lo que odio los dos platos que no me gustaban, ni me gustan, y que me obligaban a comer (hasta que encontré la forma de intercambiar comida con otros compañeros). Tanto quedé con ese asco por esos platos…que ni olerlos puedo.

Ese libro en concreto me despertó mucha aversión sobre obligar a comer a los niños…con solo el gesto de intentar que pruebe una cucharada cuando no quiere…y entonces llegó el momento de introducir los sólidos a mi segunda hija.

Primer intento, sobre los seis meses: aparecieron algunas alergias o intolerancias alimentarias (en ese momento no sabíamos qué era) Por tooooodas partes escuchaba que la leche materna no era suficiente para la enana, pero yo recordaba una frase del libro

“no empezamos con las papillas a los seis meses porque a esa edad disminuye la producción de leche; sino que la producción de leche disminuye a los seis meses porque a esa edad hemos empezado con las papillas”

Así que…si no podía comer papillas, podía tomar mi leche.

Segundo intento, casi con un año: alguna intolerancia que le hizo rechazar lo que olía de cierta manera o tenía cierto color, pero empezamos a comer fruta…y poco más. Y entonces, además de una burla a mi lactancia extendida por parte de un “especialista”, la preocupación era el hierro. Volvemos al libro:

“Si el niño rechaza todas las papillas y solo quiere pecho, y los padres o el pediatra están preocupados por la posibilidad de que le falte hierro, solo tienen que hacerle un análisis. Si está bien, todos tranquilos, puede seguir sin papillas. Y si de verdad le falta hierro, pues se le dan unas gotitas de hierro, y santas pascuas. Con pecho y hierro puede seguir sin papillas todo el tiempo que quiera. “

Pues eso, análisis, todo ok, seguimos con el pecho y con lo que ella quiera probar.

Poco a poco y con paciencia, con una niña a la que la comida de adulto nunca le ha llamado al atención (ni siquiera chocolates y galletas) a los 18 meses comía casi de todo, como papilla. Y entonces, la enana decide que de teta, ya tiene suficiente.

Pero pocos meses después, entre una bronquitis, que en la guardería solo ella comía papilla y unas vacaciones…dejó de comer. Justo antes de las vacaciones, en la guardería me pidieron quitarle las papillas y darle lo mismo que a los demás, porque las rechazaba. ok. Pero es que en las vacaciones….ni papillas, ni comida entera! Fruta, galletas y leche. Dieta “made in la enana”

Y bueno, si me remito a algunas consultas al autor del libro sobre casos similares, a la niña no le pasa nada, porque hambre no pasa, ya comerá cuando quiera.

Y yo pensaba, ok. Total, son unas vacaciones cortas. A la vuelta…sorpresa. Devora la comida entera de la guardería, pero en casa…las papillas ni verlas (lo cual me parece bien, ya iba siendo hora) pero le pones ese mismo plato que se ha comido en la guardería, imitado a la perfección…y ¿qué responde?…y lo aparta y se tapa la boca. sólo come sopa. La casera, la de toda la vida, la de caldo. Es nutritiva si…¿pero solo eso? …¿hasta cuando???!!!

No me gusta obligar a comer a un niño, ni hacerle el avión, ni engañarle mojando el chupete en comida. Lo reconozco, en algunas contadas ocasiones la he distraído y conseguido que probara un poquito. Y…casi siempre después de esa prueba…comía! Pero eso era antes…ahora, ni eso. Hace arcadas hasta que saca hasta el último resquicio.

Asi que sencillamente no la obligamos. Se la ofrecemos y si no quiere, no quiere. Y tampoco soy de la vieja usanza de ponerle para cenar lo que no se ha terminado a mediodía. Asi que si no come, merienda (sano….casi siempre…a veces…)

Pero la verdad, este capítulo no sale en el libro. Durante la semana y en época escolar no pasa nada. La niña come de todo en la guarde, y en casa cena sopa, y el fin de semana…hace su propia dieta autoimpuesta. ¿Pero y las vacaciones? ¿y los días que se queda enferma en casa? ¿y cuando deje la guardería? Aquí no se quedan a comer en el colegio hasta bien mayores!

Se aceptan sugerencias, nuevos libros…o una linea directa con Carlos González para que me diga cómo le ofrezco comida a alguien que no le interesa comérsela! Porque eso de que algún día comerá…como que no lo veo claro!

Y si alguien me explica el misterio de por qué sí que se come la comida, sin rechistar, en la guardería (que se supone que no la han obligado nunca) se lo agradezco! Porque mis sospechas es que si, la obligaron al principio y por eso come. Pero claro, si allí me dicen que no, me lo tendré que creer.

(dato curioso: el otro día llegue a deshora a buscarla a la guarde…y la merienda que se estaba comiendo la dejó y no la quiso volver a probar…)

En fin…seguiremos intentándolo

Actualización: han pasado los años y ella sigue sin tener ningún interés en al comida. Ha encontrado algunos alimentos que le sientan bien y que, por como crece, la nutren, y nosotros la dejamos a su ritmo. Come sopa de verdura casera, puré de fruta, yogur, espaguettis, cereales y por supuesto galletas y chocolate. No come chuches, ni se acerca a ellas, pero tampoco se acerca a un trozo de pollo. La hemos dejado a su ritmo y poco a poco, ha ido queriendo conocer nuevos alimentos, algunos probarlos incluso, aunque no le hayan gustado. Creo que mientras esté sana, ella debe marcar su ritmo. 

suscribete

30 comentarios en “Mi niña no me come..pero en el cole sí.

  1. Pingback: 21 días sin azúcar | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: ¿Guardería o en casa? (parte 2) | Asi piensa una mamá

  3. Pingback: “Mamá, no sé tragar” | Asi piensa una mamá

  4. Pingback: No obligues a un niño a comer | Asi piensa una mamá

  5. Pingback: Mama ¿y yo cuando ceno? | Asi piensa una mamá

  6. Veo que este post es del año pasado. Espero que ya este solucionado el tema y ya no la niña este regulada, porque puede estar bien alimentada pero tb tienen que aprender a comer variedad y a masticar…
    Es solo mi opinión, en la guarde hacen muchas cosas, entre ellas comer que en casa no, por “pertenecer al grupo” e imitación…”si ese niño come eso y no parece que le disguste, seguro que no pierdo nada por probarlo” …creo yo…y también tengo un caso muy cercano en el que el niño no comía nada y después de muchas consultas a médicos, especialistas y probar mil maneras, era más un tema piscologico de comportamiento del niño, una manera de “castigar” a su madre que sabía que así le hacía daño porque se disgustaba mucho la mama….un psicólogo infantil les ayudo mucho y poco a poco y con paciencia infinita han conseguido dar pasos agigantados….Mucha suerte!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Ainhoa, gracias por tu comentario. La verdad es que hemos pensado en un psicologo solo para saber si hay algo que la bloquea en cuanto a la comida. Pero queremos elegir bien al profesional, aquí aun predomina el conductismo y no la quiero exponer a ello. Pero seguimos igual. Aprende a masticar con cosas como galletas, barritas de cereal, pero pasado un episodio en la guarderia, pasó a ayunar. Ahroa vamos recuperando poco a poco, pero le da asco (literalmente arcadas) un plato de comida…

      Me gusta

  7. hola, no se como iras ahora con la comida, pero a lo mejor si la incluyes en la preparacion de la comida, y que ella se coma lo que ella misma ha preparado, a lo mejor le motiva…. No se es una sugerencia… Yo no soy de las que se agobia si un dia no come, pero si me lo hace de continuo no se como lo llevaria… gracias por compartir tu experiencia en el club… saludines

    Le gusta a 1 persona

    • hola Patry, la verdad es que seguimos casi igual…a epocas peor, a epocas ligeramente mejor. Ahora estamos en una mala época. A mediodia come sopa casera, y por la noche cena fruta o yogur. Entremedio solo galletas, que hemos cambiado por las mas sanas que le gusten, o barritas de cereales. Nada mas. Intenté incluirla en la cocina, empezando por hacer bizcochos…y ni eso prueba….pero le hicimos un examen de sangre y está todo ok…así que paciencia! un abrazo

      Me gusta

  8. Pingback: y ya son 3 | Asi piensa una mamá

  9. A mí con mi peque me pasó algo parecido. Se ha resistido a todas las introducciones de alimentos. Se puso en huelga con la fruta en plan pulso ya siendo muy pequeña de dos 6 alos 9 meses que abandonamos y no probó papilla de fruta. Y después volvió a hacerlo con las papillas de verdura. y más tarde con la comida solida. Lo curioso es que en casa no quería comer pero en la guarde no tenía problema al ver a los compañeros y la mía de aquella ni si quiera era de dulce. Para mí era terrorífico pensar en los fines de semana o en las vacaciones de navidad con casi 2 años que se las pasó en huelga de hambre. Yo era la única madre que iba corriendo con unas galletas, chocolate, pan y ni caso. De un día para otro parece que se ha normalizado, no come en exceso pero hace dos meses que come en casa sin problema. El truco ninguno, empezamos normalizando las meriendas con lo de si quieres ir al parque tienes que merendar algo, un par de mordiscos eran suficiente, muchas recompensas, pegatinas, puntos premios, canciones, te vas a comer la comida de papá y bromas varias, comida variada, horario rígido , dejé de darle yo la comida porque parecía que buscaba pasar esos momentos con mamá y sobre todo paciencia infinita.Yo creo que son fases de los niños, que tienen que aprender a adaptarse porque en el fondo a la mía no le interesaba la comida, con su pecho o sus bibes le bastaba.
    A día de hoy en la guarde sigue sin tener problema y en casa hemos aumentado la variedad de platos que come sin problema .
    A mi Carlos Gonzalez nunca me solucionó nada porque es precioso decir que se autoregula, pero cuando ves que pasan los días y que tu hija no pide nada, piensas estaré dejando morirse de hambre, hasta cuando, será que el niño no sabe lo que es el hambre o será que es un tema de pulsos. En 15 días de vacaciones se alimentó a base de leche, alguna tortilla y queso, no porque pensase que se estaba autoregulando sino porque no tenía forma humana de darle de comer. Paciencia infinita

    Me gusta

    • gracias Rocio por tu comentario!! Mi caso es parecido. Aunque la mia se alimenta de chocolate si la dejas, tambien tuvo un problema en la guarde hace poco (algun dia lo contare por aqui) y estuvo diez dias solo con leche (ojala no se hubiera destetado a los 18meses) Ahora no va a la guarde y come en casa a base de sopa de caldo y yogur, y una vez al mes algun espagueti o algo de pure de frutas. Llevamos una año asi y estoy de acuerdo que la teoria se lee bonita, pero cuando te enfrentas a ello es dificiliiiiisimo. Paciencia, paciencia, paciencia…con lo que me gusta comer a mi!

      Me gusta

  10. Yo tampoco soy partidaria de obligarles, nunca lo he hecho. Lo que si he hecho es presentar el mismo alimento elaborado de diferentes formas así si no quieren pescado , pues croquetas… si no quieren espinacas, con bechamel igual las comen y así poco a poco han ido comiendo de todo..Feliz semana

    Me gusta

  11. jajaja… me encantó el post, yo tampoco creo que obligar a un niño a comer sea la solución, sí mucha paciencia y creatividad para brindar a los peques otros platillos con los nutrientes que necesita de formas más atractivas y con sabores que les gusten mucho… por otro lado hasta ahora se me hace muy dificil que coma frutas frescas, que ni en jugo las quiere y nos limitamos a unas pocas y las demás solo en mazamorras, espero que con el tiempo mejore la situación.
    Gracias por compartir tu experiencia y hacerla parte de Maternidad de la A a la Z. Besos.

    Me gusta

  12. Te recomiendo el libro del nutricionista Julio Basulto “Se me hace bola”. Básicamente, este autor se basa en la idea de que los niños autorregulan su alimentación, y que ofreciéndoles siempre alimentos sanos, ellos eligen lo que su organismo necesita. Los niños tiene rachas en las que comen muy poquito, y los padres nos agobiamos mucho, pero normalmente esas rachas suelen responder a ciertas fases, a veces por que en esos momentos no están creciendo, por lo que su organismo no demanda tantos nutrientes, y otras veces por condicionantes externos: ciertos cambios en la rutina (como las vacaciones, por ejemplo) , por que están malitos, o por que emocionalmente no se encuentran bien. Ánimo y mucha paciencia!

    Me gusta

  13. ¡¡Hola hermosa!! Pues desde luego, tiene toda la pinta de ser una “racha”, más que otra cosa. Con lo que cuentas de la guarde, parece raro, pero igual está en una fase que ha aprendido a diferenciar: “Mamá = una cosa” y “Guarde = otra cosa”; algo así como un “pulso”, que se está echando con vosotros, pero sin pretenderlo, claro… ¿Puede ser? Aunque no le vea mucho sentido. Yo no soy nadie -ni lo pretendo- para dar consejos, pero cada vez me llega más clara la evidencia de que cada crío es un mundo, y que a saber qué narices tendrán cada uno de estos miniseres en la cabecita, para hacer lo que hacen. Yo, desde luego, creo que voy a tender a comerme cada vez menos el tarro y a tratar de no intentar comprender lo incomprensible, porque hoy quieren una cosa, maña no, pasado sí, al otro puede ser… y centrarme en lo general. (Quiero decir, que en “global” del día haya comido más o menos bien… o en el global de la semana… Que se les vea sanos, etc…)

    No sé, chica… La mía va y viene un poco como el viento. De momento, está en una fase en que come bastante bien, pero ha tenido estos meses atrás, con las papillas, que a veces las comía guay, y otras ni probarlas… Vete a saber. Yo creo que todo pasa, y que poco a poco volverá a querer comer de nuevo con vosotros como hace en otras partes. Daos tiempo… -aunque parece que ya va para largo…-

    Me gusta

    • Jajaja. Gracias por tu opinion, que es muy bienvenido! Yo en el fondo se que es una racha y creo que ella asocia la comida de casa con las veces que le han sentado mal las cosas nuevas (tiene intolerancia a las cosas mas raras…) pero cuando pasan las semanas y sigue sin mirar el.plato…me da un noseque. O.como.la semana pasada que estuvo enferma en casa y se alimento de compota de manzana y yogur…pero le tengo confianza! Algun dia se me.lanza la enana y come!

      Me gusta

  14. Pues vaya movidote. Nosotros ahí vamos, pasa rachas tontonas (ahora está en una), y luego otras que se convierte en un tragón.
    A mi Carlos González me cae un poco gordo, aunque tenga razón en muchas cosas.

    Me gusta

    • jajaja. Paula, yo confieso que por mucho que lo lea y le encuentre razón uan vez me contesto una “carta al doctor” y me dieron ganas de decirle 4 cosas jajaj…eso si. es mucho mejor en conferencia que en libro. aqui la mayor pasa por epocas tontas pero la pequeña…esta racha ya sobrepasa todo lo visto.

      Me gusta

  15. A mi hijo le pasó. Primero a los 9 meses nos dijo que las papillas nos las comiéramos nosotros. Nos pareció genial porque así podía comer lo mismo (más o menos) que nosotros. Luego al año dejó de comer, a nivel que sólo quería teta y dos trozos de zanahoria en todo el día, o palta, o un trozo de pan… Y ya está. Y como la tuya, en el Jardín se lo comía todo (o eso me decían). Pero luego él solo volvió a comer. Y hasta ahora. Como dato decirte que las huelgas de comida a nosotros nos coinciden con hitos importantes, gatear, andar, palabras… Me da la impresión que para cada salto vamos un poco para atrás para coger impulso 😉
    Tiene semanas que come menos que otras, pero la teta que no le falte. Así que tampoco nos preocupamos pq con pecho van bien alimentados.
    Yo también soy fan del Gurú Gonzalez (jejeje) y como él dice, los niños se autoregulan. Si no adelgaza yo no me preocuparía. Un beso!!!!

    Me gusta

    • Ojala sea solo eso, un paron y después vuelva a comer. Asi fue con las papillas, que primero lo que le sentaba bien lo devoraba y de repente no queria nada. Pero ahora, lleva asi desde Abril, no pierde peso (de hecho esta gordita..jeje) porque cereales (galletas) y leche toma, y en la guarde come. Pero si tuviera que comer solo en casa…
      Si tomara teta estaría 100% tranquila, pero tambien la dejó porque quiso hace unos meses. Le tenemos paciencia, y le damos a probar y si no quiere, pues nada. Pero es que es ni olerlo! Espero que sea una fase!
      Gracias por tu comentario 🙂

      Me gusta

  16. mi hija hasta los 2 anyos no comia casi nada, era desesperante, justo un poco de pasta y sin tomate ni nada, no querîa màs que pequenyos trozos de fruta (bueno en la fase papillas ni eso, me contentaba con que probara…), era verdaderamente agotador mentalmente porque te planteas si està sana etc. pero afortunadamente tenemos una buena pediatra y como ella la veîa crecer bien en su lînea (la curva màs inferior, pero evolucionando siempre en ella) nos tranquilizaba. mi consejo es que, aunque te sientas mal con el hecho de que no come como se supone debiera, no desesperes, dale a probar, ssigue haciéndole de comer, se tira mucha ocmida, pero hay que seguir haciendo. un dîa, sin esperarlo, empezarà a comer, y a dîa de hoy mi nena con 3 anyos y medio come que me da envidia hasta a mî, toda la verdura, aunque no le guste algo siempre prueba, es una excelente comedora y sigue creciendo genial.

    Me gusta

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s