No obligues a un niño a comer

Hace mucho tiempo contaba que la pequeña terremoto no comía ni come nada en casa, pero que en la guardería me decían que comía perfectamente.

Resumo un poco, para ponernos en situación:

La pequeña terremoto siempre fue una niña de mucha teta, a demanda y casi en exclusiva hasta los 10 meses y hasta los 17 meses con bastantes tomas diarias. Hasta los 10 meses estuvo en el percentil 90 en peso.

Tuvo intolerancias alimentarias desde bebé, muy difíciles de detectar porque lo único que le provocaban eran retortijones, cólicos, gases…¡pero menudos retortijones! Aquí agradezco la consideración de los pediatras que no pusieron en duda esos síntomas, aceptaron que era intolerante y no me dijeron que tenía algo que ver con la teta. Hasta que al año, cuando casi todo lo que probaba le provocaba los síntomas y apenas comía alimentos y el test de parches no nos dijo nada, la llevamos a un experto gastroenterólogo muy recomendado a ver si podía ayudarnos. Ese superexperto me dijo lo siguiente: “bravo, ya te has hecho la super madre dándole teta un año. Ahora puedes darle leche de continuación y verás lo bien que come. Como le gusta la teta rechaza la comida.” Le dio igual todo lo demás. Lo que llegué a indignarme en esa consulta no cabe aquí en palabras.

No le hice caso, y la amamanté hasta que ella quiso. De hecho, desde los 18 meses no toma teta, y hoy tiene 3 años y medio y sigue rechazando la comida. ¿Quizá debería llevarla al mismo experto a ver si ahora me escucha?

Bueno, a lo que iba. Intentamos el prueba y error mucho tiempo, y de hecho a los 15 meses comía bastante variado: algunas frutas, cereales, sopa, conejo o codorniz con patata o boniato, arroz, pasta y un par de cosas más. Teníamos una lista con los alimentos que toleraba bien, los que teníamos duda y los que le provocaban cólicos. Me preocupé cuando dejó la teta pero fue su decisión y la respeté...y entonces, recién cumplidos los dos años nos fuimos de vacaciones y dejó de comer. Y aquí empezó el retroceso…

Unas vacaciones que no sé si por el cambio horario o el calor o el cambio de rutina o qué, la hicieron dejar de comer (esto lo hace cada vez que vamos en realidad) y a la vuelta una guardería que supuestamente nunca la obligaron a comer y que me decían que comía perfectamente. Tiempo después supe que le decían que se quedaría sin recreo o que la cocinera se llevaría su mochila o cosas así, y ella comía. Ahora lo escribo y me parece tan horrible…entonces me enteré mucho más tarde, de hecho porque yo quise ver como comía porque no me creía que fuera tan distinta en un sitio y en otro, hasta que al final  me enseñaron un video para que me lo creyera. La vi comer pero la verdad, su cara no mostraba agrado alguna y no la veía muy convencida. Y ahí me lo contaron. En casa, solo comía sopa y fruta.

De ese viaje hace un año y medio. Estuvo 9 meses más en la guardería. Cuando yo supe como habían conseguido que comiera ya no se lo hacían, comía por costumbre o inercia o qué se yo. A mi me preocupaba qué comería una vez dejara de ir, porque en casa no quería nada de nada, excepto la sopa casera de su abuela y una vez al mes, pedía arroz o espaguetti. Pero el 7ª mes la cambiaron de clase en la guardería. Y ella empezó a no querer ir. Lloraba por querer quedarse en casa. Yo pensaba que era por el cambio de profesoras, porque había creado un vínculo muy fuerte con una de las profesoras que había estado un año. No podía dejarla en casa pero ¿sabes esa sensación de que algo no va bien?

Un buen día me plante a la hora en que les daban la leche y lo que vi no me gustó. Mi hija miraba con terror a la profesora que la vigilaba, y se terminó la leche con cara de asco. Dos días después me quedé un rato con ella por la mañana. Una niña lloraba mucho. La ayudante que estaba en prácticas me dijo que no le gustaba comer y no había manera de darle y añadió.. “pero tranquila que la tuya llora pero se come la comida”

QUÉ QUEEEEEEEEE!!!!!????????

Ese mismo día pedí, sin mencionar el chivatazo, tanto con la directora del centro como con la profesora responsable del curso, que no intentaran siquiera una vez que comiera. Que le pusieran el plato delante y si quería bien. Y si no, aceptaba que no comiera nada. Pero que nadie le diera ni una sola cucharada. Desde ese día cambiaron los informes. Apenas comía! De hecho, pasó una semana ayunando, solo tomaba leche. No quería ni siquiera sopa en casa. Creo que ella se sintió por fin libre de poder elegir entre comer o no. Algo había pasado en la guardería, ahora lo tenía claro. La habían obligado a comer!!! Ella seguía sin querer ir, y yo ya no confiaba en el centro, así que terminamos sacándola.

Me costó 7 días que comiera en casa. No la obligamos, no la forzamos. No hubo aviones ni chantajes. Solo le poníamos la comida delante. Y si no quería, pasábamos a la siguiente comida. No le dábamos galletas que no fueran de cereal como merienda, y así fuimos ganando posiciones. Hasta que establecimos un “menú” con ella. Leche y galletas para desayunar, sopa y yogur para comer, galletas y leche para merendar, y cereales y yogur para cenar. Hace casi un año de ese momento. Y seguimos con el mismo menú, aunque el postre de las noches ahora es fruta. Y muy de vez en cuando, nos sorprende y pide pasta para comer.

¿Que si me preocupa? Sí. Me gustaría que comiera más variedad. Pollo, verdura, legumbres, arroz, algo!!! Pero no la forzamos. No sé qué pasó en la guardería. Para mi, lo que me queda es que primero comía con chantajes, y después la obligaron a comer. Aunque nadie me lo reconociera, pedazos de comentarios aquí y allá me daban información suficiente. Aun me parece increíble. ¿Qué ganamos con obligarla a comer? Ayuno, aversión a la comida, desconfianza cuando quieres que pruebe algo nuevo. 1 año y medio que llevo para que confíe cuando el plato que le ponen delante no es exactamente el que ella conoce. Ella siempre se sintió segura con la comida. Nunca le llamó la atención, probaba lo justo y rechazaba lo que le sentaba mal. Y comía sola desde bien pequeña. Ahora la comida para ella, en general le da asco. Estudia cada plato, lo mira con desconfianza, rechaza marcas distintas (de los potitos que le gustan por ejemplo) Y eso, no es causado por las intolerancias solamente, es por como las manejaron en la guardería. La manía que tenemos con que los niños tienen que comerse el plato entero, que tienen que comer de todo, y sino, son unos “mañosos” y nos toman el pelo.

Y sí, yo podría haberme dado cuenta antes. Pero confiaba en el centro. Mi hija mayor pasó casi 3 años ahí, lo sentía como su casa, y ella que habló de bien pequeña jamás nos contó nada que nos hiciera sospechar. ¿Podría haberla sacado cuando supe que la habían chantajeado para que comiera? Sí, pero entonces ya no lo hacían porque comía sin que le dijeran nada. Pensé que ya era tarde. Pero obligarla a comer, eso sí que no. Hay dos platos que a mi siempre me obligaron a comer en el colegio aunque los detestaba. Aun hoy, solo el olor, me produce arcadas.

No se saca nada bueno de obligar a los niños a comer.

He escuchado muchas mamás preocupadas por la cantidad o variedad de comida que comen sus hijos. Muchas me han contado que sus hijos no comen nada, donde nada les parecía mucho cuando les contaba lo que come la terremoto. Pero pienso seguir sin obligarla. Ahora que va al colegio, no la obligan a comer, le preguntan y ella decide que come y que no. Y ha ido probando cosas nuevas por decisión propia. Si a nosotros como adultos nadie nos obliga a comer lo que no nos gusta, ¿por qué tendemos a hacerlo con los niños?

suscribete

46 comentarios en “No obligues a un niño a comer

  1. Pingback: 7 consejos para cocinar con niños | Asi piensa una mamá

  2. Mi hijo no come nada, sólo quiere leche yogur y cereales con eso el es feliz!
    Es todos los días renegar de lo mismo.
    Si yo no lo obligó a comer, me pasó, que no aumenta de talla y pierde peso. Le dan abre apetitos, pero nada funciona. Las Meriendas de la escuela, vuelven tal cual las mandé en su mochila. No come golosinas. Leche cereal y yogur. Desde mi experiencia, si no insisto que se alimente me juega en contra y los doctores me retan.

    Me gusta

    • es una situación difícil Noelia! Te entiendo. Mi hija come 4 cosas, pero la verdad es que forzarla me jugó en contra. Pero claro, si pierde peso y no crece, entonces es más difícil relajarse. Quizá puedes jugar con alimentos con él, sin comerlos. que te ayude a hacer zumo, o a cocinar, jugar a contar con legumbres, e intentar que pierda ese rechazo a los alimentos. No sé si funcionará, pero quizá te ayude. Pelear en todas las comidas, por propia experiencia, sé que es agotador!

      Me gusta

  3. Pingback: Mi niña no me come..pero en el cole sí. | Asi piensa una mamá

  4. Pingback: ¿Guardería o en casa? (parte 2) | Asi piensa una mamá

  5. Vaya yo habia escrito un comentario larguiiiiisimo y se me ha borrado (esto es porque me habia enrollao demasiado jajajaja)….que lastima que aun haya gente que obligue a los niños a comer!! a mi esta manera de denigrar, o no respetar, a los niños me pone enferma
    Y si encima tiene intolerancias, tendrian que respetarla un poco….en situaciones así da rabia no poder hacer nada, a mi tambien me tratan de bicho raro (por la comida, por el colecho…uff)

    Mi hijo tambien es….yo no diria mal comedor….sino que le es dificil, no disfruta con la comida, tiene aversión a las texturas (creo yo) y con 3 años le cuestan los solidos (los 3 o 4 solidos que come jeje) y comer cosas nuevas.
    Ni en la guarde ni en casa come solidos. Ahora yo digo que come mejor porque come POLLO REBOZADO, TORTILLA y BARRITAS DE PESCADO ….aunque llevamos una etapa que ni eso, asi que la proteina casi no la prueba y como se agobia tampoco quiere comer un puré
    Así que se alimenta a base de pan y leche, más o menos como tu peque jejeje….la papilla de cereales le pirra tambien ^__^

    Como bien decis por aquí, en vez de estresarse porque el peque no coma yo estoy más interesada en saber porque le pasa lo que le pasa….ojala pillemos un dia algun experto en el tema que nos explique bien, y que sea respetuoso, por ahora he empezado (a ver si puedo leermelo que me falta tiempo) el libro de Julio Basulto “Se me hace bola” (parece un libro hecho para mi jajajaja, yo decia eso de peque :P) que me lo han recomendado hace poquillo.

    A mi que no coma todas las cosas del mundo me la repanplinfa la verdad, hay madres super obsesionadas en que se coma de todo (mi madre por ejemplo todavia se estresa porque no me gusta la ternera, me la puedo comer pero es que no la disfruto….entonces pa que?) mientras se coman los principales grupos de alimentos, pa poder hacer un menu digno, yo lo veo suficiente ^__^

    Yo he sido una niña dificil con la comida creo, y me agobia un montón que me digan “comete eso” pero ahora que puedo cocinar lo que yo quiera y mandar en mi alimentación DISFRUTO un montón, y cuando el peque me crezca un poco volveré a mis cocinicas y lo haré mi pinche personal, así quizá verá que es divertido el comer lo que uno ha cocinado!!

    ANIIIIIMOOOO mucho mucho ANIMOOOO, yo creo que lo que haces es muy bueno…y que nadie te diga lo contrario, o al menos no lo escuches 😉

    PD. y perdonaaa por la parrafada jajajajaja, es que me enrollo yo sola, uff es que este es un tema que me toca mu de cerca y me he sentido comoda con vosotras….si habeis llegado aqui al final ole!! y perdoooooon XD

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Ruth por tu comentario!!! la verdad es que me pasa así (y ahora me pasa con la dos, que por ahí conté como mi hija que comía de todo y con gusto…le pillo terror a comer) con la mayor elijo de cada grupo de alimentos (o de necesidades alimentarias más bien) el que le guste, y ahi vamos. Con la peque cuesta más porque sencillamente no le gusta comer. Pero en eso estoy, en ingeniármelas para ver cómo introducirle otros alimentos nuevos…claro que mientra sse coma la sopa de caldo casero que le hacemos, por lo menos nutrientes tiene 🙂 un abrazo, y mucho animo para ti también

      Me gusta

      • Hola, Lai 🙂

        Primero, que sepas que es un gusto leerte.

        Nosotros también estamos “atascados” como Ruth y tú.

        A nuestro peque de 2 años recién cumplidos jamás de los jamases le ha interesado la comida. Va desde pequeño a la guarde y allí siempre se lo ha comido todo en puré y, al principio, en casa también. A los 9 meses pilló 3 gastroenteritis seguidas y ahí se frenó en seco en las comidas de casa durante 4 laaaaaargos meses en los que “solo” comía papilla de cereales, yogur y papilla de frutas, además de sus bibes. Luego recuperó el gusto por los purés y hasta hoy, por suerte. (Aunque ahora parece que solo le gustan los potitos…).

        PERO, y aquí es donde coincidimos, no quiere probar nada nuevo. Y no hablemos de los sólidos. Ni pan, ni galletas, ni fruta ni chocolate (no, no le gusta el chocolate 😱) ni nada de nada. Es desesperante, pero espero que algún día se le ilumine una bombilla y decida probar.

        Por ejemplo, en el parque siempre quiere galletas de sus amigos, aunque no se las coma y solo las pasee. Alguna chupadita les ha dado, pero le da mucho asco cualquier migajita que le quede en la boca.

        En fin, vaya chapa. Y, aunque mal de muchos, consuelo de tontos, siempre va bien saber que no eres el único al que le pasa esto.

        Un besote desde Barcelona,
        Nereida

        Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: “Mamá, no sé tragar” | Asi piensa una mamá

  7. Pingback: Mi 2015 en imágenes | Asi piensa una mamá

  8. Cada niño come lo que necesita y mientras tenga buen peso y buena salud no habrá que preocuparse, yo siempre pongo el ejemplo de mi sobrino V este ha sido mal comedor desde que nació y ha sido delgadito pero muy fuerte, hace deporte y se pone malo muy pocas veces, con el paso de los años empezó a comer algo mejor pero tampoco creas que mucho, ahora esta en la adolescencia y lo que le gusta se come un plato enorme y lo que no un par de cucharadas, eso si nunca lo obligamos a comer, mi madre le hacia tres comidas distintas hasta que le acertaba con lo que el quería, decía que prefería hacer eso que obligarlo con algo que no le apetecía al niño. Las abuelas y su instinto.. Un abrazo y animo que seguro que algún día te sorprende.

    Le gusta a 1 persona

  9. ¡Enhorabuena! Poca, muy poca gente conozco como tu, que respete de ese modo las decisiones de su hija en cuanto alimentación.
    Vergüenza los comentarios de ese médico y mas vergüenza aún lo que hacían en la guardería. No puedo con esos chantajes y esas manipulaciones a los niños.
    Si los adultos comemos lo que queremos, si no nos obligan a comer cosas que no nos gustan, ¿por qué lo hacen con los niños?
    Mi hija en general como bien pero las ocasiones en las que por el motivo que sea no quiere, la dejo elegir, si no quiere más será por algo.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  10. ¡Qué historia! Pero lo peor es que seguramente sucede con mucha frecuencia. Yo tampoco obligo a mis hijos a comer algo que no quieran cuando son pequeños, aunque me muera de la preocupación. Es que están en una edad en que empiezan a desarrollar su personalidad y su relación con la comida, y eso es algo que los va a marcar para siempre.

    Le gusta a 1 persona

  11. Que penita me ha dado por tu hija…
    Yo comía poquito, y mi me dejaban frente al plato hasta que me lo acababa todo. Tuve mala relación con la comida hasta los 17, que me emancipé y me encargué de mi alimentación. Con 31 años, todavía se me cierra el estómago si comentan lo que como o me ofrecen comida.
    Estás tomando la opción correcta no obligándola. Que decida y se regule por si sola, y que no perciba preocupación por lo que come. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  12. Lo de que los niños coman bien al final es una suerte. De momento Pichí come fenomenal pero yo tenía claro que si no lo hacía iba a intentar no obligarla nunca porque si no, como tu dices, les creas una ansiedad en la situación dela comida que lo único que hace es que vaya todo a peor. Lo mejor es un clima de calma e ir avanzando poquito a poco (encima es que los cambios enl a comida son muy lentos, siempre). Así que lo estás haciendo fenomenal. Menos mal que fuiste una valiente y no te dejaste hundir porque entre unos y otros menuda rabia, pobrecilla! Ánimo, ya veras como poquito a poco la nena va comiendo más variado!! Un besote!

    Le gusta a 1 persona

  13. Uffd, vaya tela en la guarde, me he quedado de piedra! Pues mi Rosquis es de esos, que experimenta con la comida y come más bien poquito (todavía sigue al pecho), pero aunque esté delgadito va aumentando de peso y de altura, a su ritmo y su padre y yo nunca le obligamos, sino que intentamos que coma un poquito más, a la pediatra no le preocupa el niño…Pero mi madre me vuelve loca diciéndome que está muy delgado, que se va a enfermar y me pone enferma a mí escucharla, al leer tu post me preguntaba cómo gestionabais frente a abuelos o familiares el hecho que vuestra hija comía poco o no comía. Muchas gracias y besitos!

    Le gusta a 1 persona

    • pues la abuela se ha acostumbrado. Y otros familiares o conocidos se extrañan, nos dan más consejos y técnicas para que coma (muchas de ellas ni escucho porque van en la misma linea que las de la guardería) y yo les digo que no se preocupen que ella es feliz así, y está sana así que, por favor, que la dejen tranquila. Pero me miran como bicho raro 😉 Besos!

      Me gusta

  14. Mis niñas eran de buen comer al principio de comenzar la alimentación complementaria, pero ya desde un tiempo para acá han dejado de comer, si me desespera pero ni modo ni la obligo ni las persigo para que coman, ya comerán algún día, y aun no me rindo todos los días les preparo sus comidas balanceadas y siempre trato de variar, hay días que se comen todo eso días soy feliz. Per el tema guardería y alimentación me preocupa y me asusta ya que en casa estamos hablando de ello, no quiero que las obliguen a comer, así que esta parte es un punto a tomar cuando la elijamos.

    Le gusta a 1 persona

    • Es un tema, está claro. Nosotros siempre intentamos ofrecerle cosas sanas (pero tenemos la suerte que las chuches o las patatas fritas o cosas así tampoco le gustan) yo me he desesperado muchas veces, porque siempre he comido de todo. Pero forzando tengo claro que empeoramos. De hecho su padre también come poca variedad y conseguir que pruebe es aun más dificil jaja

      Me gusta

  15. Ains, yo tengo un post parecido. Mi hijo salió mal comedor y pase todas las fases ya. La de desesperación, cabreo, impotencia, pasotismo. Ahora tengo clara una cosa : los niños ponen la cantidad, tu la calidad. Así que, como se que come poco, procuro que lo que coma sea completo. Yo tampoco soy partidaria de obligar, lo único que consigues es que acaben odiando la comida.

    Le gusta a 1 persona

  16. Qué horror tan chiquita y obligándole a comerse la comida! Madre mía yo no sé cómo hubiese reaccionado ante ese comentario: llora pero se lo come!!!! Ayayay.
    Con cuatro años me obligaron a comerme un tarro de fresas que había de postre en el colegio y me las empujaban en la boca para que me las tragara, desde ese día no puedo ni oler las fresas, me pongo malísima.. Y a día de hoy soy muy mala comedora y estoy como un palo, pero como dice el medico: mi cuerpo come lo que necesita…
    Me parece fenomenal que no la obliguéis a comer, yo a él bebé cuando no quiere ni le fuerzo, saltó a la siguiente comida como tú y listo!
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

  17. Uf, no sé por donde empezar. ¿Por el médico que te dijo que le quitaras el pecho? ¿O por la guarde? Como educadora infantil, siempre que he tenido contacto directo con los niños a la hora de comer, no se les obliga. Simplemente se les deja que prueben, guarreen (es normal, son niños) y coman lo suficiente para estar sanos. Y si no comen, hay que investigar el porqué, no obligarlos. ¡Espero que pronto la terremotillo coma de todo y por su voluntad! ¡Ánimo!

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s