De dibujos animados, colecho y opiniones dispares

Vamos a empezar contando algo que he contado muchas veces por aquí: en mi cama somos 4. Y tan contentos y convencidos con nuestra particular opción familiar, aunque nos costó al principio hacernos a la idea que era y es algo “tabú”. Porque al final el colecho es una opción familiar, puedes estar a favor o en contra, puede convenirte o no.

Podría enumerar montones de beneficios del colecho, pero al final es una elección de cada familia si lo practica o no. Como el porteo, la lactancia materna extendida, y tantas otras cosas. Lo que me impacta es que parece que no somos libres de decidir lo que creemos es mejor. Socialmente, hay presiones.

Si hablamos de porteo, por suerte cada vez se conocen más los beneficios y se extiende su uso. Pero todavía no nos libramos de las archiconocidas frases “déjalo en el cochecito que sino se acostumbra” “si se duerme siempre en brazos después no sabrá dormir de otra manera” “¿no está un poco grande para ir en mochila/en brazos?” El cochecito es súper útil en muchas ocasiones…pero como en brazos, en ninguna parte!

Si hablamos de lactancia, no necesito decir que la lactancia materna es tan esencial que no debería haber detractores. Si no se puede por el motivo que sea, a un bebe alimentado con biberón no le va a pasar nada malo, por supuesto!. Pero que la lactancia materna (a demanda) es lo mejor para el lactante esta claro ¿o no? Pero entonces me paro a pensar… en todas esas consultas que antes de los 6 meses ya te recomiendan que empieces con la comida, en todos esos pediatras que te imponen horarios que no ayudan en nada a la lactancia, y en todos esos profesionales de la medicina que: si el bebé llora mucho, tiene cólicos, no sube de peso “como la media dice” que debe subir, o cualquier otra cosa…le echará la culpa a la lactancia y te prescribirá leche de fórmula. Pero es que  vayamos más allá y pensemos una cosa…¿en cuántas películas aparece un bebé lactando?

Con el colecho…tampoco es nada fácil hacer frente a comentarios de conocidos (¿cuántas familias habrá que no reconozcan en voz alta que colechan preocupados por el “qué dirán?”), pediatras (sí, los pediatras también te dicen cuánto tu bebé tiene que pasar a su propio cuarto…aunque no sé que relación tiene con la medicina), y si cosechas con niños creciditos hasta los profesores del colegio pueden meterse en el tema (aunque nadie les pregunte ni afecte al rendimiento escolar!)

Pero no es solo presión de pediatras, familiares o amigos lo que recibimos. Los pequeños también reciben mensajes indirectos…de sus dibujos animados favoritos!

Estaba yo sentada con la pequeña terremoto viendo Peppa y me dice “mira, Pedro Pony duerme solo en su habitación. tiene una cama muy pequeña y su mamá no cabe con él” A lo que yo, pensando que podría ser una indirecta, le pregunto “tu también quieres una cama para ti sola?” “no mamá, yo duermo contigo. Pero pobre Pedro él duerme solito”

Puede ser tu opción familiar, podemos estar muy cómodos con nuestra elección…pero ni la tele, ni los juguetes, ni los profesores, ni muchos otros, dejan que los niños se sientan cómodos con esta opción, como si fuera algo malo. Y no señores, no lo es. No le hace daño a ningún niño compartir habitación con sus padres. Ni a los 3 meses, ni a los 3 años. Si quieres colechar, no hay nada malo ¿por qué parece que haya que decirlo bajito, que haya que excusarse o dar explicaciones?

Ya contaba hace unos meses que la terremoto mayor un buen día decidió que quería irse a dormir a su cuarto. Lo cual nos pareció bien. Pero nos hubiera parecido mejor si hubiera sido una decisión suya, no presionada por comentarios que le hacían otros adultos de fuera de la familia. Al final, el resultado fueron semanas de mal dormir porque se volvía a despertar muchas veces por la noche, de dormir los 4 en una cama (ella tiene su colchón en el suelo junto a nuestro) y terminamos…como estábamos antes. Ella no dormía a gusto, no era ella la que había decidido cambiarse de cuarto. Alguien le había dicho que era muy mayor para dormir con nosotros. 

Creo que en la crianza algo está cambiando, estamos volviendo a una crianza más de piel, más cercana y más natural. Pero hay mucho que hacer. Muchos tabúes por romper, mucha vergüenza que perder, muchos prejuicios que borrar, y muchas películas por rodar donde las nuevas opciones de crianza se vean reflejadas. Muchos muñecos que fabricar que lo contemplen (Ya he visto cunas de colecho para muñecas, y portabebés para muñecas) Mucha información, quizá no solo de los canales tradicionales. Tenemos que dejar de escondernos y poder defender orgullosos las opciones que escojamos. Pero ¡ojo!, sin juzgar a la del vecino, que igual quiere o necesita algo completamente opuesto a lo nuestro, y no por ello está mal. Información y elección, que somos todos distintos y en cuanto a gustos “no hay nada escrito”. Pero que sea por eso, por nuestra elección no por el qué dirán. Creo que vamos por buen camino, pero también que falta mucho por recorrer…

suscribete

27 comentarios en “De dibujos animados, colecho y opiniones dispares

  1. Pingback: Cuando el dormir es TEMA | Asi piensa una mamá

  2. Pingback: Mi 2015 en imágenes | Asi piensa una mamá

  3. El colecho también es nuestra elección.Y no, no nos falta quién nos pregunte a diario, si “ya” lo hemos sacado de la habitación. Pues no, ¿por qué habríamos de querer sacarlo?. En cualquier caso es nuestra elección, no es tu casa, no te obligo a dormir con mi hijo,no te afecta, así que, ¿para qué te metes?. El niño tiene su cama a nuestro lado, elige dónde dormir. Y tiene su habitación, cuando quiera, podrá ir. De momento,se queda, por elección propia y porque a nosotros nos encanta. también me dijeron el cuento de la dependncia pero ya ves, sin haber ido a la guardería nunca, colechando, y con lactancia, su comienzo en el cole ha sido genial y sin una sola lágrima.No tiene problemas para relacionarse ni para adaptarse, y es mas independiente de lo que hasta yo misma creía.

    Le gusta a 1 persona

  4. Totalmente de acuerdo. Nos falta mucho aprender como sociedad, en cuanto al respeto a las diferentes formas de crianza y también sobre ellas. Lo forma en que nos criaron nuestros padres no es necesariamente la mejor, ni la forma en que crían nuestros amigos por muy buena que les resulte a ellos.
    Cada familia es un mundo y totalmente libre de elegir y hasta diseñar la forma de crianza que mejor le funcione y contribuya a su desarrollo.
    Muy buen post, un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Aixxx, me siento muy identificada. Pienso lo mismo. Pienso que cada uno es libre de vivir su vida, su maternidad y su familia como le dé la real gana y parece que nadie está conforme y todo el mundo con derecho a opinar. A mi ya me han dicho de todo. Desde que el colecho es lo peor, mira como acabó la amiga: FULANITA, porque su madre la tuvo en la cama hasta los 9 años.
    A cosas como, si la peque ya tiene 16 meses, para qué más pecho. O llévala en el carro que te debe dejar la espalda bonita…
    En fin, que nada es para beneficio y disfrute de la madre, si no para machacarla. Machacar a los pequeños y a todo lo qeu creéis. Como que la niña no camine. Por lo visto somos unos padres penosos porque no le ponemos zapatos y la ponemos de pie y la obligamos para que camine.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • respeto, mucho respeto y empatia se necesita. Porque uno puede creer que lo que elige es lo mejor, y defenderlo, pero el otro puede elegir diferente por motivos también válidos. Mis hijas no caminaron hasta los 18 meses…y me las escuche de todos los colores porque no las forzaba y las dejaba ir descalzas todo el dia…Cada uno a lo suyo digo yo, que suficiente complicado es! Beso!

      Le gusta a 1 persona

  6. Me encanta! Y me viene que ni pintado. Justamente iba yo hoy paseando con la peque en el fular y una señora me para para decirme que es malísimo llevarlos ahí tan pequeños… No he reaccionado muy bien, pero si la vuelvo a ver le digo que se mire esta entrada!

    Le gusta a 1 persona

  7. Lástima que sigan los comentarios…mi suegro no hay día que vea a la niña que no le diga que la teta es caca y que es muy mayor..y luego llega Sara y me dice que es grande para tomar teta!! De quién será la culpa que la niña se vea sometida a tal presión?.
    Pues eso, que no saben que compartimos cama porque sino, ya me imagino los comentarios.

    Le gusta a 1 persona

  8. Parece que los opinólogos crecen como setas de otoño, creo que estamos y debemos volver a la crianza de brazos, a la lactancia, al colecho y a lo que es más natural. No soporto cuando mi primo dice que a sus hijos no los mete en la cama porque afecta a su intimidad o cuándo a la nieta del primo de mi suegro, que tuvo una bebita prematura y con muchos problemas de salud, no la cogen ni en brazos (todo el día está en su cunita) y luego tiene que ir al fisio por problemas de movilidad. Un poco de sentido común e instinto maternal, señores! besitos!

    Le gusta a 1 persona

    • Yo lo siento por discrepar pero por ejemplo yo estoy totalmente en contra del colecho y al igual que enumeráis las múltiples ventajas que tiene, yo también os puedo enumerar las múltiples desventajas que tiene.No podéis pedir que se respete vuestra opción cuando tú misma dices que “no soporto cuando mi primo dice que a sus hijos no los mete en la cama porque afecta a su intimidad” yo por ejemplo estoy totalmente de acuerdo con él y como maestra te podría enumerar más desventajas que tiene el colecho pero como bien decís cada familia es libre de elegir, pero los que estamos en contra también somos libres de opinar y tu primo no es peor que tú por no hacer colecho, simplemente son opciones diferentes con sus “ventajas” y sus inconvenientes. Todo dentro de unos límites y con coherencia es bueno, sobre pasar esos límites ya no es tan bueno. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

  9. El principal problema es que todo el mundo se cree que tiene derecho a opinar sobre qué es mejor para la vida de los demás, porque claro, la suya es todo perfecto y lo hacen todo bien.
    Yo he estado colechando hasta hace poco que la peque dijo que quería una cama de “nena gran”, aunque al final la realidad es que ella quería una cama de nena gran pero quiere que me quede con ella en su cama hasta que se duerma.
    Pues bien, hace poco tenía una conversación con mis primas (tienen veintipocos y no tienen hijos) y salió el tema del colecho y una de ellas que trabaja en coles decía que colechar hace los niños más dependientes y que les cueste más relacionarse con otros niños y entonces fue cuando les dije que mi peque ha estado colechando hasta hace un mes y que ya ven que no es para nada así.
    Hay muchas ideas infundadas sobre esto y es que realmente es la cultura occidental la que ha hecho que parezca que la única opción es la de dormir separados.
    Sobre dibujos una de las cosas que me hace ver que esto es cosa de occidentales es que en muchos dibujos japoneses puedes ver como todos duermen en la misma habitación.

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s