Jugar sin nada

Me doy cuenta que conforme las niñas van creciendo, la dinámica de los juegos va cambiando. Jugamos más en familia, hay muchos más juegos de mesa, de cartas. Interaccionamos de manera diferente. Crecen, aprenden a leer y a escribir, y se abre otro mundo de juegos nuevos. Pero además, también me he dado cuenta que…