Seguridad en el automóvil

Mi completa falta de programación hizo que este post no saliera el pasado 21 de Septiembre para unirse a la campaña de Ni un peque más en peligro y Madresfera con el lema #yoviajoseguro, pero aprovechando los sucesos de las últimas semanas y lenta pero segura, os cuento oy mi experiencia con los sistemas de retención infantil.

Ya sabes que vivimos en Chile, y las dos pequeñas terremoto han nacido aquí y aquí pasamos el 99,9% del año. Cuando nació la mayor y tuvimos que cambiar el huevito (así lo llaman aquí, pero sería el maxicosi) buscamos y miramos montones de sillas en todas las tiendas que se nos ocurrió. Nadie nos habló nunca de ir a contramarcha. Eso sí, había modelos de silla con escudo y hasta nos enseñaron una silla que se giraba para que pudieras sacar y sentar al bebé sin el menor esfuerzo. Pero a contramarcha…¿qué es eso? Recuerdo que entonces le compramos una silla que parecía perfecta y después me di cuenta de lo poco segura que era a pesar de lo cara (me abstendré de nombrar la marca).

Cuando la pequeña tuvo que pasar de huevito a silla, le cambiamos la silla a la mayor por una butaca. Al tener tres años, ni se me ocurrió preguntar si podía ir a contramarcha. En mi mente tenía que era hasta los 2…pero poco después le cambiamos la silla también a la pequeña terremoto. Encontrarme con un mal review de la silla que tenía me convenció.

Buscamos y rebuscamos una nueva silla, que fuera más segura. Casi estuvimos a punto de hacernos con una con escudo, pero algo no nos gustó (menos mal) Recuerdo que al comprar la de la peque, pregunté si podía ponerse a contramarcha, y afirmaron en la tienda que no, que era perfectamente segura por llevar isofix y protectores laterales, pero no podía ponerse a contramarcha.

Y he aquí la ironía de la ignorancia y de confiar en los profesionales de las tiendas especializadas. Cuando la pequeña terremoto cumplió 4 le cambiamos su amada silla por la misma butaca que su hermana. Ya llevaba meses pidiendo cambiarse, quería ser grande como su hermana, y pensamos que era buen momento. Compramos la misma silla, nos la colocaron en el coche…y cual fue mi sorpresa cuando, en el lateral de la silla, veo que es una silla apta para ir #acontramarcha!!!

Durante 3 años tuvimos a la pequeña terremoto en una hermosa y cómoda silla, muy segura comparada con otras de su misma linea (porque esa vez busqué y rebusqué reviews) pero…a su lado, su hermana llevaba una silla aun más segura, por la sencilla razón que podía usarse a contramarcha, y yo sin saberlo. Ahora ambas ya sobrepasan el peso que la silla marca como máximo para ir a contramarcha, pero…qué importante es la información!!!! Y cómo me alegro que no hayamos tenido ni un pequeño choque (y espero no tener nunca ninguno, ni pequeño ni grande)

Si aun dudas de si poner o no a tu hijo a contra marcha, aquí tienes el dato que necesitas saber:

acontramarcha-viajoseguro

Fuente: Laboratorio de mamá

Pero hoy, además de mi propia experiencia en el mundo de las sillas, quiero contarte otra realidad. La que se vive aquí en Chile. Cuando nació mi hija mayor, la ley en Chile considero que era casi inexistente, y destaco solo dos puntos:

– Era obligatorio usar silla solo hasta los 4 años de edad

– Los niños podían viajar en el asiento delantero desde los 8 años

¿Cómo es la ley hoy?

Desde el 16 de Marzo de 2016 (sí sí, este años recién!!!) se producen los siguientes cambios:

– Pasa a ser obligatorio el uso de silla, butaca o alzador hasta los 9 años (aunque esta medida entra en vigor en 2017)

– Los niños no podrán viajar en el asiento delantero hasta los 12 años. (en España es hasta medir 135cm creo recordar)

– La recomendación de viajar a contra marcha es solo hasta los 2 años de edad. Y es solamente una recomendación. De hecho, en muchas páginas aun indican que después del huevito (que debe durar hasta los 9kg aprox) el bebé puede ir mirando hacia atrás o hacia delante.

Si la ley de verdad se hará cumplir, es otra de mis dudas…pero ojalá se aplicaran las multas que se indican. Con la seguridad no se juega.

Y ahora te cuento lo que he visto yo, con hijos de amigos, en el colegio y por la calle. Los niños, antes de los 4 años, dejan de llevar silla. Con suerte, hasta los 6 usarán un alzador (y esto solamente por el cambio de la Ley, que antes ni eso) pero la gran mayoría usa solamente el cinturón en niños a partir de 3 años. Y, hablando desde lo que han visto mis propios ojos, muchas veces ni eso. Los buses escolares ni siquiera obligan a los niños a ponerse el cinturón (cuando van las profesoras porque van de excursión sí, pero en lo que aquí llaman liebres, que llevan a los niños del colegio a casa, hasta he visto hasta niños asomados por la ventana) Las sillas son consideradas “un cacho”, algo que ocupa espacio y que incomoda cuando uno hace turnos de transporte con otros papás. Ese es el calificativo que más hoy cuando salió la ley “qué cacho” (que podría traducir en un “vaya rollo”)

¿Qué hacemos en casa?

Hay un refrán que dice “allá donde fueres, haz lo que vieres”. Pues bien, en este caso, en mi casa no va a ser así. No voy a entrar en detalle, para no aburrir, de las continuas y constantes “peleas” que hay en mi casa porque:

“nadie de mi clase va con silla! ya no quiero ir con silla! quiero ir solo con cinturón, que ya soy mayor”

Nos pasamos el día argumentando, explicando, hemos tenido días que ha costado un mundo y mucha paciencia que se abrochen y sienten en sus sillas. He hablado con ambas sobre el porqué de la silla y su importancia en la seguridad en el coche, y parecen entenderlo, hasta que se presenta la oportunidad de ir en coche ajeno, en taxi, o en cualquier transporte sin silla. Es frustrante, porque no entienden porqué en su casa es diferente.

De un tiempo a esta parte he descubierto que Terremoto mayor pide irse en el coche de amigas única y exclusivamente, para no ir en su silla. Y la pequeña ya ha soltado el comentario alguna vez…es algo que me indigna, y me frustra, porque poco puedo hacer para cambiar las costumbres de un país entero. Pero mis hijas utilizarán silla al menos hasta la edad indicada por la ley, es decir, 9 años. ¿Cuándo pasarán de usar silla a usar alzador? Cuando la silla les quede pequeña por altura, pero aun le queda para rato a la mayor y aun más a la pequeña. Y además, irán en coche ajeno o en taxi en casos muy puntuales, porque no las podamos llevar nosotros.

¿Cuál es la prisa’?¿De verdad vale la pena sacarles la silla tan pronto por un tema de espacio? ¿Te imaginas a una pequeña de 4 años con alzador y cinturón? El cinturón les llega al cuello y qué hacen entonces? Sacarse esa cinta y pasarla por debajo del brazo…

 No puedo decidir sobre lo que hacen otras familias, pero sí sobre lo que quiero en la mía, hagan lo que hagan los demás.

suscribete blog asi piensa una mama

 

2 comentarios en “Seguridad en el automóvil

  1. Uffff qué difícil mantenerte firme ante la negativa del terremoto. Yo me lo estoy tomando con calma, porque de momento irá en huevito, hasta los 9kg, y ahí creo que me buscaré una de grupo 1 2 3. Hay tanta información, que ya no se por dónde tirar! Eso sí, a contramarcha sin duda. Un besete

    Le gusta a 1 persona

¿me dejas un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s