Unicornio…y caballo

¿Alguna vez has sentido envidia de alguien que todo lo hace bien? ¿te ha hecho eso sentir que no tenías nada bueno comparado con esa persona? Esta historia es un bonito ejemplo de porqué hay que quererse, con las virtudes y defectos de cada uno, porque cada uno somos especiales, y nadie es perfecto.